Tres senadores de confesión judía se encuentran en un brete

Filmus, Cabanchik y Rojkés responden a Cristina, que impulsa el acuerdo con Irán. La AMIA y la DAIA, entidades que agrupan a los argentinos profesantes del judaísmo, se mostraron críticos del documento

12 Feb 2013
Por iniciativa del Gobierno nacional, el memorándum por el entendimiento -acuerdo rubricado entre la Argentina e Irán, para llevar adelante la investigación por el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA)- empezará a debatirse mañana en el Senado. Desde las 11, las comisiones de Relaciones Exteriores, de Asuntos Constitucionales, y de Justicia y Asuntos Penales del Senado se reunirán para considerar el documento. Este texto ya recibió el rechazo de dos de las principales entidades que reúnen a los argentinos de confesión judía: la AMIA y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).

Actualmente, tres miembros del Senado profesan esta religión; los tres vinculados -en mayor o menor grado- al kirchnerismo: Samuel Cabanchik, Daniel Filmus y Beatriz Rojkés de Alperovich. En una entrevista concedida al diario "Perfil", Cabanchik admitió que las idas y vueltas en torno de la cuestión lo dejaron perplejo. "El memorándum puede ser un avance para la causa. Pero deja muchos huecos sin responder. Me gustaría preguntarle al canciller (Héctor Timerman) cómo se vincula el memorándum con la causa judicial, porque los acusados son actuales o ex miembros del gobierno iraní. Es una situación muy peculiar, muy sui generis. Y es importante no retroceder en la causa y preservar la memoria de los muertos en el atentado", dijo el parlamentario en la nota.

A renglón seguido, evitó adelantar cómo se comportará en el recinto, cuando deba votar este tema. "Para definir posición quiero escuchar al canciller, a mis colegas y a otros actores relevantes. Entiendo el mensaje de la presidenta (Cristina Fernández), pero para que sea un avance hay que preservar el camino de la Justicia. Quedan abiertas las dudas que iban a ser saldadas con un anexo, pero esa no fue la decisión", puntualizó.

Centro de las miradas

En el mismo brete deben encontrarse Filmus -titular de la comisión de Relaciones Exteriores- y Rojkés: la tercera en sucesión de mando -detrás de Cristina y del vicepresidente, Amado Boudou-, con lo que la decisión que tome cobra relevancia.

El jueves, la Presidenta -que eligió a Rojkés para que ocupe la presidencia provisional del Senado- anunció, mediante cadena nacional, que enviaría el memorándum al Congreso. Inmediatamente, convocó al parlamento a sesiones extraordinarias, hasta el último día de este mes. El propio texto del memorándum señala que entrará en vigencia cuando el Congreso y su equivalente iraní le den el visto bueno.

El presidente de la AMIA, Guillermo Borger, fue sumamente crítico con el contenido del documento. Señaló que si ese acuerdo avanzaba, se abría la posibilidad de un tercer atentado. Tal declaración motivó la reacción de Cristina, que sugirió, mediante su cuenta de Twitter (@CFKArgentina) que la Justicia debía citar a Borger para que expliqué por qué profirió esos dichos. El presidente de la DAIA, Julio Schlosser, no se quedó atrás. Afirmó que no consideran a Irán como un interlocutor confiable y que el memorándum no está redactado con la claridad que la causa merece.

Según trascendió, el memorándum llegaría al recinto en poco más de un par de semanas. Es el tiempo con el que Cabanchik, Filmus y Rojkés cuentan para definir si votan con el Gobierno o votan con la AMIA y la DAIA.

Comentarios