Mantenerte enchufado te quita calidad de vida

José Blunda | Especialista en Recursos Humanos ([email protected])

04 Ene 2013

Para un alto porcentaje de personas es difícil cortar con el trabajo durante las vacaciones. Según encuestas hechas en el país, solo un 33% dice que puede desconectarse de manera absoluta. Entre los obstáculos o limitaciones para hacerlo hay factores tecnológicos, aspectos vinculados al nivel o seniotity del puesto (en los niveles más altos, hasta el 90% dice que no puede desconectarse) y aspectos vinculados a la personalidad (las personalidades mas controladoras, que menos delegan, son las menos favorecidas). La tecnología ha generado tal nivel de satisfacción que crea la necesidad o pseudo necesidad de no poder desconectarse. Estar enchufado, así como quita calidad de vida a espacios extra laborales (el almuerzo, antes de dormir, etcétera), también puede hacerlo en las vacaciones. Es necesario hacer un uso efectivo y responsable de estas herramientas porque tienen un "doble filo" y pueden pasar a ser armas que arruinen este momento de relax y descanso. Mis sugerencias son: dejá el celular la mayor parte del tiempo y consultalo a una hora específica al día, si es que no podés apagarlo todo el tiempo. Informá a tus personas claves (clientes, amigos, proveedores, etcétera) que no estarás de tal a tal día, que te vas de vacaciones y que, de necesitarte, te envíen un mail. Chequeá estos una vez al día o cada dos o tres días. Armá un esquema que incluya actividades reparadoras y enriquecedoras para el cuerpo, la mente y el espíritu: buenos y prolongados descansos, caminatas para disfrutar la naturaleza y eliminar las toxinas que generaron los agentes estresores de la vida moderna, o leer libros sobre temas que te apasionen. Bajá la ansiedad con la que se puede llegar a las vacaciones con respiración profunda y abdominal, con la contemplación de paisajes, con reflexiones personales y compartiendo, genuinamente, con tus seres queridos.

Comentarios