Cartas de lectores

09 Dic 2012
El Círculo de la Prensa

El Círculo de la Prensa (Mendoza 240) no puede cerrar. Sus puertas continuarán abiertas porque encierra la "historia" cultural, artística y periodística. La entidad fue creada el 13/12/1941. Imágenes de un pasado plasmado en fotografías que muestran esa "casa" de zaguán y balcones y en su interior, patio y galerías. Lo más importante, una pequeña sala, tipo aula, por donde estuve cursando periodismo en la década del 70. El periodista y ex secretario de Redacción de LA GACETA, Casiano Flores Franco, fue el fundador de la Escuela de Periodismo. Desfilan en mi mente aquellos profesores con sus clases magistrales de redacción, literatura, fotografía gráfica, historia del periodismo, etcétera. Funcionaba de 20 a 24. Mi vocación superaba el cansancio de una jornada de mi actividad docente en el interior de la capital. Llegué al curso dispuesta al conocimiento de lo que podría llamar la principal clase de periodismo. La profesora Marta Bellucio nos mandó a todos a la calle con papel y lapicera. Hacer una crónica en 20 o 30 minutos no me fue fácil. A pocos metros del Círculo de la Prensa estaba la radio LV7. Allí estaba una multitud de jóvenes montoneros intentando copar la emisora. Proclamas, gritos, tamborines, ensordecedores en sus propósitos. Me encontraba en la vereda del frente y tomaba nota in situ. Un joven trepaba por el frente de la pared de la radio. Vi que llevaba un revólver en la cintura. Con riesgo y temblando redacté ese hecho. Entregué mi trabajo a mi inolvidable profesora Marta, y al otro día repartió esta prueba escrita de notera callejera, clasificada con un excelente aprobado. Otro día corría el rumor de que habían puesto una bomba en El Círculo y todos salimos corriendo. El edificio se fue reformando y ampliando, asistí a los teatros, charlas, exposiciones de arte. Agradezco a El Círculo que debido a una actividad periodística, recibí una mención especial que me entregó mi querido director y mi profesor Flores Franco (1978). Seguiré tomando un café a la entrada del edificio donde se encuentra el Café El Círculo.

Ana María Ferrari
Santiago del Estero 1.517
San Miguel de Tucumán




El corte en la ruta N° 307

Coincido plenamente con las declaraciones del intendente de Tafí del Valle sobre los perjuicios sufridos y a sufrir por los habitantes de su municipio y aledaños ante el inapropiado y extemporáneo manejo de los cortes totales y parciales en la ruta N° 307. Es evidente la ausencia del Estado, como si se tratara de una zona liberada, librada a las necesidades de urgente "facturación" de una firma privada sin importar las personas que circulan por allí. Hay que destacar lo insólito de los cortes en coincidencia con la inauguración de la temporada en Tafí del Valle, con importantes inversiones en obras nuevas, espectáculos y esfuerzos tanto del municipio como de la actividad privada, que son el resultado de trabajos realizados desde tiempo atrás. Circulo casi todos los días por frente de la sede de Vialidad Provincial en San Miguel de Tucumán, donde es sugestivo ver dos camionetas inmaculadamente blancas y limpias con una leyenda en sus puertas que refiere a que son destinadas exclusivamente a la reparación de la ruta N° 307, a las que jamás pude observarlas allí. Qué falta de sentido de la oportunidad realizar cortes totales en días sucesivos en el momento en que las personas están tomando decisiones sobre dónde pasar sus vacaciones. Sugiero al Estado por intermedio de Vialidad Provincial o de quien corresponda retomar el control de la ruta y liberarla racionalmente a la circulación. Se han causado daños irreversibles a los habitantes del Valle, a quienes, de continuar con estas decisiones, van a convertirse en pobladores de "ciudades fantasma" con la desaparición de comercios y turistas, situación muy fácil de comprobar en estos momentos, mientras se desarrolla el primero de vaya a saber cuántos cortes más. Señores, ¿por qué no se toman unas vacaciones con todo el país? Ya habrá tiempo para facturar.

Eduardo Rodolfo Ceballos
General Paz 383 
San Miguel de Tucumán




Fondos buitre

Vergüenza, bronca, es lo que sentimos más de seis millones de jubilados y pensionados, después de haber visto por red nacional, muy enojada, con su rostro desencajado, a la presidenta Cristina Fernández calificarnos de buitres a los cientos de miles que tenemos juicios contra el Estado reclamando el reajuste de nuestros sueldos y que nos paguen las deudas por sumas retroactivas consecuencia de sentencias firmes ya en sede de la Anses. Estas son ignoradas como lamentablemente también ocurre con el gobierno de Tucumán para con los jubilados y pensionados provinciales y municipales transferidos a la Nación. Varios millones de ese total de jubilados la votaron para que nos cuidara, protegiera, controla y hiciera cumplir un buen servicio en la Anses, el PAMI y en toda otra obra social o dependencia estatal donde recurrimos cuando nos aprietan las necesidades. ¡Qué desilusión! Si ella nos ataca qué podemos esperar de los demás. Su enojo ha sido festejado y aplaudido por funcionarios, legisladores, gobernadores. Rogamos al Señor que el Poder Judicial se mantenga independiente y dicte las sentencias reconociendo el derecho de la clase pasiva, porque si la Justicia nos abandona, para que se calme y desaparezca el enojo de la presidenta tendremos que morir todos los jubilados y pensionados, y se terminará el para ella déficit en las arcas del Estado. Con alguien se tenía que desquitar y optó por nosotros, considerándonos un problema igual o peor al de la fragata Libertad ya que nos equiparó con ese caso y terminamos pagando los platos rotos. Faltó que dijera: "a los fondos buitres de jubilados, tampoco les voy a pagar".

Ángel Ricardo Salguero
Thames 853
San Miguel de Tucumán




Precariedad sanitaria

El 26 de noviembre fui a El Nogalito (70 u 80 km de esta ciudad) a visitar a unos amigos. Encontrándome en casa de una señora que realiza curaciones de palabra (es adonde recurre la gente por falta de atención médica), llegó una madre, desesperada, a caballo, con su hijo de ocho años que estaba muy enfermo, desnutrido y se había descompensado. Tal era el estado de esta criatura que le recomendaron ver urgente a un médico. Ellos habían venido desde Las Lajitas, unos kilómetros adelante, por la misma ruta 305. El calvario comenzó allí, primero tratar de conseguir una ambulancia para trasladar al pequeño para que viera al médico, por el estado en que se encontraba. Nosotros no los conocíamos. Me fui hasta Río Nío, el CAPS estaba cerrado. Me llamó la atención que, si bien era un día feriado, no hubiera un médico de guardia o enfermero. Quien sí estaba era el chofer de una ambulancia, pero esta hacía un mes que no funcionaba por falta de cubiertas. Increíble que la vida de una persona dependa de cubiertas. Llegué hasta Villa Padre Monti y allí también nos dijeron que utilizaban el mismo vehículo inútil. Más abajo, en El Timbó, encontramos a un médico de guardia en el hospital al que explicamos la situación y la necesidad de una ambulancia para el traslado, pero nos manifestó que había que llevar al niño hasta allí. A partir de entonces tratamos por radio de comunicarnos al 107 para que enviaran una ambulancia. Dejé allí los datos del niño y el lugar donde se encontraba. No sé en qué habrá terminado esta historia, pero la acción solidaria que realicé me dejó un mensaje y una reflexión. El mensaje es para las autoridades del Siprosa, que son las responsables de controlar que el personal asignado cumpla con sus obligaciones. Y la reflexión es: ¿por qué toda esta gente tiene que vivir a la buena de Dios, y en la peor situación de desamparo? Es muy triste y doloroso que las vendas que nos ponen en los ojos a veces caigan y nos muestren una realidad que creíamos no existir en nuestro país, al menos ese es el discurso.

María Luisa Maldonado
Manz. A Block 9 Dpto. 3
Barrio Independencia
San Miguel de Tucumán




Discriminación

Dicen las noticias que una docente de una escuela media de La Florida, en una charla tomó como concepto lo normal y lo anormal ubicando en el segundo grupo a la diversidad sexual, discriminando -según ellos- a los grupos de gays y de lesbianas. El director del Inadi, Gustavo D. Fernández, anticipó: "Es el Ministerio de Educación quien debe tomar las medidas necesarias en este caso y que, seguramente, no se tratará de un castigo sino de una capacitación a la docente. El comentario de la docente es lamentable porque atenta contra los derechos humanos. Conceptos como normal y anormal siempre discriminan". Como jubilado docente, pregunto, sólo pregunto, porque soy un lego en el tema: si se nos trató a los jubilados por reclamar lo legal de buitres y caranchos, ¿cómo se conceptuará a este trato, tomando como concepto lo normal y lo anormal, o lo bueno y lo malo? ¿Los buitres y caranchos están entre los buenos o los malos? Creo que por respeto a la democracia y a los derechos humanos, esto merece, por el bien de la democracia o de los derechos humanos, que tanto proclamamos, una explicación o una rectificación, formulada con cristiana humildad como corresponde, ¿no le parece?

Henry Eduardo Barrios
San Lorenzo 1.242
San Miguel de Tucumán




Llamado a la honradez

El jueves 6/12, a las 20.40, me bajé de un taxi en Salta y San Martín, en compañía de mi esposo y de mi nieto. Entramos a Credimás con el propósito de pagar el resumen de cuenta. Entonces advertí que el monedero que llevaba había quedado en el asiento del taxi. Es un monedero negro, grande, que contenía al menos $500, el resumen de la tarjeta, con mi nombre y dirección y otros papeles importantes. Como leí de casos similares en los que se hicieron las devoluciones correspondientes, ruego al taxista o al pasajero que lo haya encontrado, que halle en su corazón la generosidad, la honradez y la piedad suficientes para restituirme lo que he perdido que, como soy jubilada de jubilación mínima, para mí es una fortuna, y que además se la debo a Credimás.

María A. Arias Ruggiero
Catamarca 410
San Miguel de Tucumán




El EPAM

Algo grave ocurre en una sociedad que no protege a los niños y a sus ancianos. A los niños, porque son el futuro, y a sus ancianos porque construyen nuestro presente. Les pido a los funcionarios de la UNT que nos protejan mejorando la seguridad y el acceso al nuevo complejo Sarmiento, donde funcionará el año próximo el EPAM.

Dora Beatriz Fernández
Salas y Valdés 1.037 
San Miguel de Tucumán




Las cartas para esta sección deben tener un máximo de 200 palabras, en caso contrario serán sintetizadas. Deberán ser entregadas en Mendoza 654 o en cualquiera de nuestras corresponsalías haciendo constar nombre y domicilio del remitente. El portador deberá concurrir con su documento de identidad. También podrán ser enviadas por e-mail a: [email protected], consignando domicilio real y N° de teléfono y de documento de identidad. LA GACETA se reserva el derecho de publicación.
Comentarios