CARACTERíSTICAS DEL MERCADO LABORAL

Las dos caras del empleo en Tucumán

Si bien el Estado es el principal empleador, al dividirse el mercado laboral tucumano por ramas de actividades se llega a la conclusión de que el comercio genera la mayor cantidad de puestos de trabajo. Eso se corrobora con los datos que difunde el Indec. "La estructura del mercado se mantiene y no hay demasiadas variaciones en cuanto a la ubicación de cada actividad. La economía local está definida de esa manera", dice a LA GACETA José Luis Ruiz, director de Estadística de la Provincia. Sólo en el Gran San Miguel hay casi 340.000 trabajadores. No obstante, el trabajo en negro sigue haciendo estragos. Cuatro de cada 10 asalariados están en esas condiciones.
Compartir
LA GACETA / FOTO DE ANALIA JARAMILLO (ARCHIVO)

Hay un patrón cada nueve trabajadores

Si se mide por rubro de actividad, el comercio es el gran generador de fuente de trabajo en Tucumán. Según los datos del Indec, al segundo trimestre del año se computaba una dotación de 72.880 trabajadores mercantiles. Los patrones son unos 4.800 casos. Esto quiere decir que por cada jefe hay nueve trabajadores. Pero esta actividad tiene otra particularidad: de las 6.237 personas que se declararon como trabajadores familiares sin remuneración, 3.824 corresponden al rubro comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos automotores y motocicletas.

En el Gran Tucumán-Tafí Viejo dos tercios de la fuerza laboral del comercio es masculina. Pero no todos los trabajadores tienen asegurado un salario. Hay cerca de 44.200 asalariados, de los cuales a unos 25.000 se les practica los descuentos jubilatorios y para la obra social, mientras que otros 19.000 figuran como empleados en negro, es decir, un 43,2% del total. El comercio representa el 28% de la población asalariada del principal aglomerado urbano de la provincia.

El segundo trimestre del año puede ser considerado de un período casi estable para el mercado laboral del sector mercantil. Las firmas comerciales apuestan más a las fechas tradicionales, aunque este año las ventas no fueron dentro de los niveles esperados. La desaceleración económica ha golpeado al sector. En las cámaras empresariales consideran que este cuatro trimestre puede mostrar algunos signos de mejora de la empleabilidad mercantil. Sucede que los contratos estacionales y la toma de trabajadores temporales, particularmente en diciembre, lleva a que el comercio sume entre 2.000 y 3.000 personas más al mercado de trabajo provincial, de acuerdo con las estimaciones oficiales. Esto baja en el verano.

 


Más como esto