TECNOLOGÍA

Consejos prácticos para tu casa

Compartir

Tecnología
¡Con ustedes, los nuevos interruptores inalámbricos!

¿Te da fiaca levantarte a apagar la luz? Ya existe en el mercado tecnología que te permite hacerlo sin moverte del lugar: se trata de interruptores inalámbricos. Y no solo sirven para manejar luminarias, sino para el comando a distancia de artefactos eléctricos como portones automáticos, bombas de riego, etc. Cada interruptor consta de dos partes, un emisor y un receptor. En la mayoría de los casos, el primero se parece a una llave de luz, y cuando es pulsado envía una señal a un receptor, que está conectado al artefacto que se quiere controlar. ¿La ventaja? Es posible encender y apagar lámparas... ¡sin necesidad de cableado entre ellas y las llaves!

El alcance de los emisores es de 50 metros. Los más completos pueden llegar a controlar 99 artefactos diferentes, y tienen comandos divididos en funciones. Además, como los receptores pueden ser agrupados por zonas, al pulsar F1, por ejemplo, se pueden encender y apagar todas las luces de un sector (cocina, patio, oficina, etc.).

También se ha creado un emisor que puede ser montado en el auto, y controla hasta cinco artefactos. El emisor se conecta a la palanca de flash del vehículo. Cuando el conductor acciona una vez la palanca puede, por ejemplo, abrir el portón; al accionarla dos veces, encender las luces del patio; pulsándola tres veces podría abrir el garaje, etc. En este caso, la distancia se amplía hasta 100 metros. (Fuente: http://www.arquimaster.com.ar)

Orden y buena onda
Aprovecha las paredes del baño que normalmente no se usan
Un espacio típicamente desaprovechado es la pared de la bañadera opuesta a la ducha. Si colocás unos estantes (el vidrio es una buena opción, pues no sufre la humedad) podrás acomodar allí todos los frascos (champú, acondicionador, sales de baño etc.), jabones de repuesto ... y hasta algún candelabro con onda para cuando decidas darte un baño de rélax.

Otra posibilidad te la da el espacio que queda libre sobre las mochilas de los inodoros. Una alacena semejante a las que se colocan en la cocina te permitirá guardar desde el maquillaje a las toallas. Y si el techo es suficientemente alto y te deja lugar, sobre ese armario pueden quedar muy bien un par de canastos, donde caben el secador de pelo, la planchita, los cepillos...

¡No está perdido!
Cómo "sacarle el jugo" al hueco bajo la escalera

Puede depender un poco de dónde está situada la escalera (en el hall de entrada, en el pasillo o en el living), pero lo cierto es que en el hueco que queda debajo de ella se puede instalar casi "de todo". Si está a la entrada, podés ubicar allí un perchero, un paragüero y un estante donde dejar, cuando llegás a la casa, carteras, mochilas y maletines. Unos estantes transformarán el hueco bajo la escalera en biblioteca; un tablero con cajonera, en un espacio de trabajo, y los soportes y unas puertas (habrá que adecuarlas al diseño y a las dimensiones del hueco), en una bodega. ¡Seguí imaginando!

Más como esto