La Casa Belgraniana propone un paseo por la vida austera que llevó el prócer en Tucumán

La recreación será inaugurada hoy. Catre de tientos, techo de paja y pantalla táctil.

27 Sep 2012
1

EN PLENO BARRIO SUR. La casa fue construida en el predio de una plaza que se encontraba en Bernabé Aráoz y Bolívar; en la foto, un operario termina de pintar las rejas. LA GACETA / FOTO DE ANALIA JARAMILLO

La fisonomía de barrio Sur cambia irremediablemente: las viejas casas bajas y melancólicas que caracterizaban a sus calles están siendo reemplazadas por edificios cada vez más modernos. Pero en la esquina de Bernabé Aráoz y Bolívar hay algo que contradice esta tendencia. Una construcción de aspecto colonial ocupa el lugar en el que antes había una plaza. Posee techo de paja a dos aguas, muros de adobe, aljibe blanco y una galería con piso de ladrillones ¿Qué hace ahí? Es una recreación de la vivienda que habitó el general Manuel Belgrano en esa zona de la ciudad.

Mezclado con el olor lechoso de las paredes blanqueadas, en el interior se respira el perfume de la austeridad. La casa es pequeña: posee una cocina equipada con cacharros antiguos y dos habitaciones en las que hay apenas un catre de tientos, un baúl chico, una mesa y dos sillas, ejemplos de la sencillez que caracterizó la vida del General (los encargados no permitieron que se tomaran fotografías del interior, porque, según ellos, todavía estaba incompleto).

Hoy a las 19 será inaugurada la "Casa Belgraniana, solar histórico" en una ceremonia a la que asistirá el intendente Domingo Amaya. En el predio de alrededor de 800 metros cuadrado también hay jardines, bancos, oficinas y un mural del artista Aníbal Fernández que relata la gesta belgraniana desde el Éxodo Jujeño hasta le entrega del bastón de mando a la Virgen.

Además de los muebles, en las habitaciones funcionarán pantallas táctiles en las que los visitantes podrán buscar datos. Habrá paneles informativos y en una de las salas se proyectarán películas y documentales, explicó la directora de la casa, Lucrecia Ana Zerda. Los espacios museológicos fueron creados por Gabriel Miremont, quien diseñó museos como el de Arqueología de Alta Montaña (Salta), el Evita (Buenos Aires) y el del Lillo (Tucumán). También estará expuesta una pequeña colección que donó Sadop. Se trata de un conjunto de muñecos de plastilina que representan a los ejércitos patriotas y realistas y viejos libros escolares que se refieren a la gesta belgraniana.

Grandiosa sencillez
El subdirector de Planificación Urbana de la Municipalidad, Luis Lobo Chaklián, aclaró que la casa no es una reproducción, sino una recreación de la que se supone que Belgrano mandó a construir en la zona. Para determinarlo, dijo, consultaron fuentes históricas del Instituto Belgraniano de Tucumán, de la UNT, de la editorial La Nación y del Archivo Histórico de la Provincia, entre otras. "Buscamos referencias de la arquitectura colonial. Es decir, fue diseñada con elementos que se supone que pueden haber estado presentes en la original: los dormitorios daban a la galería, la cocina estaba afuera...", detalló. El funcionario agregó que el objetivo no se limita a homenajear al creador de la bandera. "También pretende mostrar la simpleza y la austeridad con la que vivió", definió.

A pocos metros de la renovada plaza Belgrano la casa podrá ser visitada por vecinos, turistas y delegaciones escolares. Pero aún no se sabe desde cuándo.

Comentarios