›› DENUNCIAS | SUPUESTOS ABUSOS SEXUALES

Rossi dijo que la justicia de Dios ya juzgó al padre Justo

Presentó al cura que reemplaza a Ilarraz.
Compartir
ANTE LOS FIELES. El obispo Rossi pone en funciones al sucesor de Ilarraz. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

No fue una ceremonia sencilla. El Obispo de la Diócesis de Concepción, José María Rossi, se paró ante los feligreses de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, en Monteros, para presentar formalmente al presbítero Abel Peñaloza. Pero no pudo evitar referirse al sacerdote Justo Ilarraz, que está acusado de más de 50 abusos sexuales a adolescentes entre 1984 y 1992.

Los parroquianos del barrio Ñuñorco, donde está ubicada la iglesia, no pueden aún creer que el Padre Justo haya sido el autor de esas violaciones. El intendente de Monteros, Alberto Olea, fue una de las personas que se acercó ayer a las 19 para presenciar la misa que ofició Rossi.

La periodista Carla Núñez Arévalo estuvo en la parroquia, y comentó que antes de la misa, Rossi tomó el micrófono y habló sobre las acusaciones que pesan sobre Ilarraz. El obispo volvió a reconocer que el sacerdote enfrentó un juicio Diocesano. "Hubo denuncia y hubo un proceso. Cuando terminó no se le prohibió ejercer el sacerdocio", dijo en la ceremonia.

"Rossi expresó que la Justicia de Dios ya lo juzgó, y para él lo importante es que la gente tiene un buen recuerdo del Padre Justo, y que había que destacar las obras que realizó en la parroquia", contó Núñez Arévalo.

Al inicio, fueron pocos los fieles que se acercaron. Todos aplaudieron de pie las referencias positivas que el obispo hizo sobre el cura acusado. Lentamente fueron llegando más personas al templo, incluso algunos que suelen asistir a misa a la otra iglesia que tiene Monteros.

Los abusos se habrían producido cuando Ilarraz, nacido en Entre Ríos, estaba a cargo del Seminario Menor de esa provincia. Luego de la denuncia de algunas víctimas, se abrió una proceso canónico. Pero los casos no llegaron nunca a la Justicia civil.

Ilarraz estuvo un año en el Vaticano luego del proceso. Al regresar estuvo un año en Córdoba y en 1995 llegó a Tucumán. Desde hace siete años que estaba a cargo de la parroquia monteriza. El caso fue dado a conocer por el periodista entrerriano Daniel Enz, director de la revista "Análisis".

"Ese periodista se cree más o menos un Dios. Hay que tomarlo como lo que es", afirmó Rossi, al manifestarse duramente contra lo que llamó un hecho mediático. "No hay que dejarse presionar y tenemos que reconocer al padre Justo por lo que hizo", afirmó Rossi entre los aplausos de los fieles.

Al finalizar la ceremonia, el obispo dialogó con los medios de comunicación presentes. "Cuando le pregunté sobre si él conocía de antes las acusaciones contra el padre Justo, me respondió que no se iba a remontar al pasado, que la Iglesia investigó, juzgó y se expidió diciendo que tenía que seguir siendo cura", comentó Núñez Arévalo.

Más como esto