Obama, ante los ataques en los países árabes: "resistiremos la violencia"

El presidente de EE.UU. encabezó la ceremonia de llegada de los cuerpos de los cuatro muertos en Libia.
Compartir
REUTERS

WASHINGTON, Estados Unidos.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó hoy a resistir la violencia de las manifestaciones antinorteamericanas en los países árabes, durante la ceremonia de llegada de los cuerpos de cuatro estadounidenses muertos en Libia.

"Su sacrificio nunca será olvidado, llevaremos ante la Justicia a aquellos que nos los arrebataron. Resistiremos la violencia en nuestras misiones diplomáticas", dijo Obama en la base aérea estadounidense Andrews, cerca de Washington.

Los cuatro estadounidenses, entre ellos el embajador Chris Stevens, fallecieron el martes en Bengasi durante el ataque al consulado estadounidense en una violenta manifestación provocada por un polémico filme antiislámico.

Obama, que leyó un verso de la Biblia ("Nadie tiene un amor mayor que éste: que uno dé su vida por sus amigos"), afirmó que los cuatro "patriotas estadounidenses" amaban a su país.

"No abrazaron simplemente el ideal estadounidense. Lo vivieron, lo encarnaron, el coraje, la esperanza y sí, el idealismo por el que el verdadero estadounidense cree que podemos irnos de este mundo mejor que cuando llegamos", aseguró el presidente.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo que los pueblos de Egipto, Libia, Yemen y Túnez no cambiaron la tiranía del dictador por la de las masas. Calificó de "sin sentido" e "inaceptables" las muertes de los cuatro funcionarios estadounidenses.

"Hoy traemos a casa a cuatro estadounidenses que dieron sus vidas por nuestro país y nuestros valores", añadió la jefa de la diplomacia norteamericana ante familiares y amigos de los fallecidos.

"La gente razonable y los líderes responsables de estos países deben hacer todo lo posible para restablecer la seguridad y hacer responsable a aquellos que están detrás de los actos violentos", agregó Clinton.

Una bandera de Estados Unidos cubría los ataúdes con los restos de los funcionarios, que fueron llevados cada uno por siete marines desde el avión que los trasladó de Libia hasta la base aérea Andrews, mientras sonaba una música de fondo.

Al menos tres personas murieron en Túnez y un manifestante falleció en Sudán por las manifestaciones antioccidentales por una película que ridiculiza la vida del profeta Mahoma, que se reprodujeron en otros países de África y Asia. (AFP-NA)

Más como esto