Empleos con vocación de servicio

02 Jun 2012

Está convencido de que cada vez hay menos "trabajos femeninos". José María Blunda, especialista en Gestión de personas en organizaciones, sostiene que el mundo del trabajo necesita gente comprometida y calificada, y que frente a estas necesidades el sexo pasa a segundo plano.

"La variable sexo es cada vez menos determinante a la hora de analizar los perfiles de puestos de trabajo. Ahora, la motivación por la tarea, el grado de preparación, temperamento o experiencias de vida, son variables de mayor peso. Esto, más el ingreso de la mujer al mercado laboral ha hecho que no sea tajante, como antes, la división entre puestos de hombres y de mujeres", describió.

Blunda reconoce que las tareas históricamente femeninas exigen características especiales por parte de quienes las ejercen. "Una de ellas es la vocación de servicio. Ésta no tiene sexo y aquí hay un cambio de paradigma importante: antes se creía que vocación de servicio era algo con lo que una persona nacía, que determinaba a qué te podías inclinar en el estudio y en tu vida laboral, y que eran las mujeres tenían más condiciones naturales para tal actidud. Hoy, las organizaciones han tomado conciencia que es una competencia actitudinal que hay que promoverla como valor en su cultura de trabajo; que cuando una organización la despliega, genera lealtad en sus clientes y que cualquier puesto puede ser vivido desde esta disposición a servir y ayudar. Es una competencia clave hasta en las personas que están en las funciones de liderazgo y no tiene que ver con el sexo sino con una elección personal a entrenarla", concluye.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte