BANDA DEL RIO SALI

Ex Aeropuerto: el barrio que nunca despegó

Los vecinos se sienten abandonados. Las obras empiezan pero no se terminan y los reclamos, no encuentran eco. Piden soluciones.
Compartir
EL GRAN POZO. La máquina que hacía el cordón cuneta cayó y produjo este hueco de un metro y medio.

Calles de tierra, cordones cuneta escondidos debajo del barro, veredas intransitables, colectivos que cambian el recorrido a su gusto y vecinos que se quejan. Esa es la atmósfera que se respira en el barrio Ex Aeropuerto.

"Estamos abandonados", afirman los vecinos, y no exageran. En plena Banda del Río Salí se asoma esta barriada que tiene más de 30 años y todavía no cuenta con calles pavimentadas. Pocas tienen cordón cuneta y ni siquiera se puede caminar por las veredas, porque prácticamente no existen. Quienes viven allí padecen día a día todos estos inconvenientes, mientras aguardan que sus permanentes reclamos sean escuchados. Lucía Suárez y su marido, Daniel Hynes, están cansados de esta situación. Hace 25 años que viven en el barrio. Según cuentan, cuando se mudaron estaba mucho mejor que ahora. "Tengo el auto guardado y hace tres días que debo ir a trabajar en colectivo porque no puedo sacarlo. La calle está muy rota, y con la cantidad de barro que se formó me da miedo de que el auto se quede", relató Hynes. Agregó que si no fuese por las cartas que publicó LA GACETA nunca hubiesen hecho nada.

"Ahora se están realizando algunas obras, espero que la Municipalidad no vuelva a abandonarnos. Porque ellos vienen, arreglan algo superficialmente y después se van. Por lo general lo dejan peor de lo que estaba y no lo terminan. Así hicieron con nuestra cuadra", apuntó Lucía.

Bajo amenaza

"Si se siguen quejando no vamos a arreglar nada". Eso fue lo que -según vecinos- les dijeron operarios de la Municipalidad. Indignados, confesaron que no les tienen miedo y que continuarán haciendo las denuncias que sean necesarias.

"Vivo en la entrada principal al barrio y no tengo la calle pavimentada. Es un desastre", comentó una vecina que vive en Corrientes sin número ("porque ni números tenemos acá", se quejó). Ella pidió que no se publique su nombre.

A este panorama se le suma el mal estado de los colectivos y la escasa frecuencia. Al parecer, la única línea que entra al barrio es la 125 y lo hace con un retraso de entre 40 minutos y una hora. "Para ir a la escuela donde trabajo tengo que salir a la ruta, porque allí tengo más frecuencia y más líneas de ómnibus. Cualquiera está en mejor estado que el 125", denunció la vecina. Además, las unidades suelen cambiar el recorrido sin previo aviso, lo que complica a los usuarios. "No hay paradas fijas", agregó.

Criadero de ranas Silvana Salazar vive en la manzana J del barrio Ex Aeropuerto. Frente a su casa hay un pozo que tiene más de un metro de profundidad. La vecina explica que una máquina que estaba haciendo reparaciones en la cuadra -arreglos que empezaron hace más de seis meses- se cayó y generó el hundimiento en la calle.

"Antes de las elecciones del año pasado comenzaron a hacer el cordón cuneta y todavía no lo pueden terminar. Hace dos días que tengo ese pozo ahí y no sólo tenemos problemas porque no pueden pasar los vehículos, sino que se metieron a mi casa ranas y sapos que salieron del pozo", explicó Salazar.