BUENOS AIRES | EL CASO QUE CONMOCIONÓ AL PAÍS

La clave estuvo en un pelo de Candela

Las pericias a las muestras recolectadas en la primera vivienda que allanaron la semana pasada provocó las cinco detenciones del lunes. Los sospechosos declararán hoy ante el fiscal y se definirá su situación procesal. No brindarán información oficial.
Compartir
EN LA COMISARÍA. Los peritos trabajan en la combi en la que, sospechan, trasladaron el cuerpo de Candela Rodríguez para arrojarlo en un basural. DYN

BUENOS AIRES.- Restos de saliva en un vaso y un pelo en un bol con guiso de arroz, fueron la clave para que los investigadores realizaran el lunes a la noche cinco detenciones en el marco de la causa por el crimen de Candela Rodríguez, en el partido bonaerense de Hurlingham.

Las pruebas confirmarían que la menor de 11 años estuvo cautiva en un galpón ubicado en el patio trasero de una casa, en Kiernan 992, Villa Tesei. La Policía había llegado a ese lugar el jueves, al día siguiente de que hallaran el cuerpo de Candela, luego de que una vecina alertara que durante el fin de semana, había visto un movimiento inusual en la vivienda, que estaba deshabitada.

Luego del allanamiento, el fiscal General de Morón, Federico Nieva Woodgate, había declarado que no habían encontrado indicios claros de que allí haya estado Candela, pero que debía aguardarse el resultado de una pericia. El lunes se concluyó que las muestras recolectadas en el bol pertenecían a la niña.

Ante ello, fueron detenidos la propietaria de la casa, Gladys Cabrera, y un carpintero, Ramón Altamirano, sindicado como el encargado de alimentar a la víctima mientras estuvo cautiva.

Cabrera había dialogado con la prensa la semana pasada, cuando se produjo el allanamiento a la vivienda, y negó tener vinculación con el hecho. Incluso, adujo que el movimiento inusual que habían visto los vecinos eran los pintores que había contratado.

La mujer, una depiladora que vive en Capital Federal, había contado que la vivienda la heredó de su madre.

Las otras tres personas arrestadas son Gustavo Damián Valenzuela, carpintero de 44 años; Alfredo Monteros, tornero de 75; y Alfredo Monteros hijo, de 36, relacionados con una combi blanca secuestrada. El vehículo, habitualmente utilizado para el reparto de alimento para mascotas, fue sometido ayer a la tarde a una serie de pericias para tratar de determinar si fue utilizado en el trasladado del cuerpo de la niña.

Los policías trabajaron en el patio de la comisaría de Villa Tesei, ante la mirada de los periodistas. Los peritos revisarán ahora una alfombra verde que estaba en la parte trasera del vehículo, para tratar de encontrar posibles rastros de Candela.

La Justicia bonaerense confirmó anoche la detención de los cinco sospechosos. Cabrera y Altamirano fueron acusados de haber sido "partícipes necesarios" del homicidio. La resolución fue adoptada por el juez de Garantías Alfredo Meades, quien también consideró a los otros tres detenidos como autores del delito de encubrimiento agravado. Hoy serán indagados por el fiscal Marcelo Talovaro.

En tanto, Nieva Woodgate, a través de un comunicado, indicó que no se brindará más información sobre el caso. "La fiscalía General de Morón hace saber que al encontrarse cinco personas privadas de la libertad en relación con la investigación en curso y a fin de preservar su derecho de defensa y, al mismo tiempo, no entorpecer la continuación de la pesquisa hasta el total esclarecimiento del caso, se ha dispuesto no dar otra información que la correspondiente al estado de la causa", señaló en el escrito. (NA - Especial))

Más como esto