BUENOS AIRES | EL CASO QUE CONMOCIONÓ AL PAÍS

Una historia de narcotraficantes, policías y secuestros envuelve el asesinato de Candela

Familiares de la niña asesinada en Hurlingham estarían vinculados con una banda que opera en el conurbano desde principios de año. Una tía de la menor estuvo cautiva hace dos meses y tuvieron que pagar $ 30.000 de rescate. "Un ladrón que no daña".
Compartir
UN OPERATIVO FALLIDO. El día que hallaron a Candela allanaron una casa de Villa Tesei, buscando el posible lugar donde tuvieron cautiva a la pequeña. TELAM

BUENOS AIRES.- Aunque repite hasta el hartazgo que no tiene ni idea de quiénes y por qué mataron a su hija, Alfredo Lauriano Rodríguez lanzó el primer dato que sacó a la luz la posible vinculación de la familia con el narcotráfico. A partir de allí, la hipótesis de que a Candela Sol Rodríguez la mataron por una venganza relacionada con el negocio de la droga, creció hasta convertirse en la principal línea de investigación de la justicia.

"Al principio el padre negó todo. Pero después dijo que si esto era un vuelto para él es porque en San Martín le hicieron fama de ser ?buche? de la Policía Federal, y que por culpa de él fueron a la cárcel narcos. Pero nada de esto está probado", reconoció el fiscal General de Morón, Federico Nieva Woodgate.

Rodríguez se encuentra detenido acusado de integrar una banda dedicada al robo de mercadería en tránsito, delito popularmente conocido como "piratería del asfalto". Esa fue siempre una de las principales hipótesis (que se mantiene vigente), y que apuntaba a alguna deuda que el hombre podría haber mantenido con sus ex "socios".

Pero desde que declaró y brindó cinco posibles sospechosos a la justicia, la pista de la venganza narco cobró más relevancia. Sucede que, según informa el diario Clarín, una tía de Candela (que estuvo casada con un hermano de Carola Labrador, mamá de la niña), fue secuestrada hace dos meses por una banda de narcos, y fue liberada luego del pago de un rescate. Esa línea de investigación apunta hacia una zona de cuatro manzanas, ubicada en el partido de San Martín. Allí se encuentra la denominada Villa Corea, un sector dominado por narcotraficantes según la Policía bonaerense.

Ataques frecuentes

La mujer en cuestión es María Alejandra Romagnoli, dueña de un buffet y de un supermercado en ese lugar. Hace dos meses, ella y un conocido narco de la zona, que es primo de su marido, fueron secuestrados y liberados 15 horas después, tras el pago de $ 30.000. Estos tipos de hechos serían frecuentes en la zona, aunque el caso de Romagnoli fue uno de los pocos que se denunciaron en la Justicia.

Carola Labrador trabajó en el buffet de su ex cuñada hasta que se produjo la desaparición de Candela. En el medio, apareció la figura de "Huevo", la actual pareja de Betiana Labrador, hermana de Carola. El hombre también habría sido secuestrado hace unos meses, y según sus antecedentes penales tiene conexiones con los narcos de Villa Corea.

Según una fuente judicial, los secuestros extorsivos en la zona comenzaron a principios de año, perpetrados por una banda organizada, cuyos integrantes simulan ser policías que realizan una detención, y de esa manera se llevan cautivas a sus víctimas. Pero como los secuestrados son narcos, obtener el dinero para el rescate no es difícil, y casi nunca se realizan denuncias. Estas situaciones ya estaban siendo investigadas por la Justicia, luego que un informante les dijo que la banda estaba integrada, entre otros, por policías en actividad.

En ese marco desapareció Candela el 22 agosto a la tarde, cuando salió de su casa a una reunión del grupo de scouts al que pertenecía. Tenía sólo 11 años. El caso tomó repercusión pública por las marchas que organizó Carola Labrador, quien logró que Red Solidaria y varios famosos se adhirieran a una campaña en su favor, y que la presidenta Cristina Fernández la recibiera en la Casa Rosada.

Candela fue hallada el miércoles en un baldío, a unas 35 cuadras de su casa. Estaba dentro de una bolsa plástica, y según la autopsia falleció por asfixia. Su cuerpo no presentaba signos de que la hubieran atado durante el cautiverio, ni tampoco que hubiera sido víctima de abusos sexuales.

La investigación continuaba bajo estricto secreto de sumario, al punto que fuentes vinculadas al caso se limitaron a indicar que "puede haber en breve alguna detención", pero esa situación será analizada con detenimiento por la justicia.

El único que habló oficialmente fue Nieva Woodgate. El fiscal dijo que durante su cautiverio, Candela no estuvo sedada. La nena estuvo alimentada, hidratada, y no fue atada. El hecho de que la hayan tenido así, en buenas condiciones puede tener un montón de explicaciones, por ejemplo que quien la haya tenido cautiva, le tuviese lástima. O que la hayan preservado para venderla a una red de trata de personas, "porque preservada sube el precio", explicó el fiscal General de Morón. "Otra posibilidad es que la hayan tenido preservada para que sea parte de una negociación en un vuelto contra la familia", agregó.

El funcionario judicial puso en duda que la nueva casa allanada el viernes a la noche en Villa Tesei, sea el verdadero lugar de cautiverio. Además, no descartó ninguna línea de investigación, incluso que la niña haya podido ser víctima de una red de trata de personas. "Hay una hipótesis que involucra desde el principio al entorno de la familia y al entorno colateral", afirmó el fiscal.

"Un tipo metódico"

El abogado de Rodríguez, Carlos Telleldín, dijo ayer que su defendido no tiene ni idea de los motivos del ataque contra su hija, con lo que intentó apartar del eje de la pesquisa al entorno familiar de la víctima.

Telleldín, quien cumplió condena en una causa vinculada al atentado contra la AMIA y se recibió de abogado en la cárcel, también desacreditó las versiones sobre un posible ajuste de cuentas contra Rodríguez, al señalar que "todo lo que dicen es una manga de mentiras total".

El letrado sostuvo que su cliente "no es un tipo pesado, malo, que tiene deudas. Es un buen tipo, metódico". Incluso, para minimizar las acciones que llevaron a Rodríguez a la cárcel señaló que en la última causa por el robo del camión "simuló que tenía un arma. Es un ladrón que no daña a las personas". (Especial)

Más como esto