TEMA LIBRE

Para la historia de la escena local

Compartir
Juan Carlos Di Lullo
LA GACETA

La producción es impactante; el despliegue de cantantes, bailarines, actores, figurantes y músicos resulta de a ratos deslumbrante; todos los aspectos de la puesta en escena remiten a las mejores noches del viejo teatro San Martín. Desde el podio ubicado en el foso de la orquesta, Emir Omar Saúl se multiplica para que más de 300 personas respondan a la partitura que tiene ante sus ojos. Sobre el escenario (y también fuera de él) los artistas se mueven según la marcación de Ricardo Salim. Los solistas invitados deslumbran con su interpretación de los personajes centrales de la obra.

La experiencia vivida en el preestreno de la ópera "Aida", de Giuseppe Verdi, permite asegurar que se trata de una de las propuestas más espectaculares que registra la rica historia de la escena provincial.

Los tucumanos tenemos que estar muy orgullosos de la capacidad técnica y artística de nuestros cuerpos estables; no hay en el país muchos teatros (fuera de la ciudad de Buenos Aires) con la capacidad de salir airosos al encarar una obra monumental y exigente como "Aida". Disfrutémosla como corresponde.

La producción es impactante; el despliegue de cantantes, bailarines, actores, figurantes y músicos resulta de a ratos deslumbrante; todos los aspectos de la puesta en escena remiten a las mejores noches del viejo teatro San Martín. Desde el podio ubicado en el foso de la orquesta, Emir Omar Saúl se multiplica para que más de 300 personas respondan a la partitura que tiene ante sus ojos. Sobre el escenario (y también fuera de él) los artistas se mueven según la marcación de Ricardo Salim. Los solistas invitados deslumbran con su interpretación de los personajes centrales de la obra.

Más como esto