"La Asunción" tuvo su XXXI Remate con buenos precios

El día a pleno sol favoreció los negocios atractivos. Se vendieron Braford y Brangus.
Compartir
PRIMER NIVEL. Se pusieron en pista ejemplares de excelente genética. LA ASUNCIÓN

Un día perfecto para hacer negocios ganaderos fue el marco que encontraron los productores del NOA que se dieron cita el viernes pasado en la cabaña "La Asunción", donde se llevó a cabo el XXXI Remate Anual, en el departamento La Candelaria, en el sur de Salta.

Alberto Colombres Garmendia, presidente de la cabaña de capitales tucumanos, reconoció que el sector ganadero atraviesa un buen momento en materia de precios. Sin embargo, aclaró que ello es producto de la crisis que atraviesa el sector, ante la falta de unos 10 millones de cabezas.

"Los buenos precios no deben hacernos creer vivimos un momento óptimo. Esta crisis provocó que muchos ganaderos quedaran fuera del mercado; también, que otros tantos tuvieran que mal vender sus rodeos y hoy les resulta muy difícil volver a insertarse. Por eso digo que muchos estamos viendo, pero estamos dolidos por esta crisis inentendible", opinó Colombres Garmendia, protesorero de la Asociación Braford Argentina (ABA).

El consignatario de hacienda Iván L. O´Farrell tuvo a su cargo la venta de los ejemplares sacados a remate. El primero en salir a la pista fue un toro, hijo de Nacho, nacido el 24/11/08. La excelencia del ejemplar abrió una interesante puja. Finalmente, el toro fue adquirido por la cabaña "Ceibalito", de Gustavo Olmedo, en $60.000, que fue el precio más alto de la jornada. Lo siguió un toro hijo de "Ascot Rum", que fue adquirido por la cabaña "Namuncurá" por $44.000, el segundo mejor precio del remate. El promedio de los toros Braford vendidos fue de $24.500.

En tanto, que el promedio de los Brangus, negros y colorados, de cabaña "Isondú" se remataron a un promedio de $18.450. Por su parte, los toros Brahman de cabaña "Ceibalito" se subastaron a un precio de $ 15.000 cada uno.

Más como esto