EDITORIAL

Renovación del carnet de manejo en los barrios

Compartir

Los refranes encierran una sabiduría popular que derrotan el olvido. Quedan arraigadas en el inconsciente colectivo y se prolongan en el tiempo. Las últimas décadas por influjo de la informática y la tecnología, por la imperiosa necesidad de quemar etapas para llegar cuando antes al objetivo, la vida se ha vuelto cada vez más vertiginosa, contradiciendo aquello de "no por mucho madrugar se amanece más temprano". La burocracia que nació como un ordenamiento de la actividad administrativa, pero sus hacedores la convirtieron en un tedio a veces insoportable. La Municipalidad de San Miguel de Tucumán anunció que en los próximos días los tráilers del programa "El municipio en los barrios" recorrerán la ciudad y Los vecinos podrán tramitar la renovación de la licencia de conducir a pocas cuadras de su casa. Se anticipa que el trámite que no demandará más de media hora.

Se emplearán equipos Personal Digital Assistant (PDA), que poseen lectores de códigos de barra y cámara de fotos; y se conectarán dos notebooks con el Sistema Nacional de Antecedentes de Tránsito y el Tribunal de Faltas. De esa manera se podrá saber en el momento si la persona está libre de deudas. Con los PDA se tomará la firma digital y se enviarán todos los datos a la Agencia Nacional de Tránsito. Además, se realizarán los exámenes psico-físicos en los tráilers del programa. El conductor deberá abonar el Formulario de Antecedentes de Tránsito en el Banco Nación y acordar qué día retirará el carnet. Todo lo que apunte a evitar que el ciudadano haga colas desde la madrugada para obtener un número o un turno y deba perder la mañana recorriendo reparticiones públicas es, por cierto positivo.

Pero también hay que tener en cuenta las estadísticas de los últimos años que informan acerca de una gran cantidad de muertos en accidentes viales. Hace pocas semanas, difundimos una estadística de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad respecto de un aumento considerable de los accidentes fuera de las cuatro avenidas. El año pasado se registraron 1.832 accidentes con 55 muertos. En el microcentro, entre Santiago del Estero, Salta-Jujuy, General Paz y Moreno-Balcarce, se anotaron 221 percances; 375 tuvieron lugar en el macrocentro, entre Sarmiento, Mitre-Alem, Roca y Sáenz Peña-Avellaneda. Fuera de ese sector la cantidad de episodios llegó a 1.236. Por otro lado, la Agencia Nacional de Seguridad Vial indicó que el 97% de los propietarios de motos nunca tomó un curso para aprender a manejar y que el 75% sufrió un accidente.

Ello está indicando que la renovación de la licencia de conducir no debería ser tomada a la ligera. Teniendo en cuenta la vocación transgresora de las leyes de una buena parte de los tucumanos, los interesados deberían realizar un curso riguroso de educación vial antes de obtener un nuevo carnet. Se debería tener en cuenta que muchos de los que actualmente manejan son los que no respetan las normas viales, ya sea por ignorancia o por irresponsabilidad. De modo que el curso debería tener la misma rigurosidad, tanto para el que aspira a sacar la licencia de conducir por primera vez como para aquel que desea renovarla, a quien aprobar la evaluación debería resultarle muy fácil.

Las decisiones que se toman por necesidad y urgencia pocas veces son positivas, mucho más cuando se trata de proteger la vida del ciudadano y de buscar su bienestar común.

Más como esto

Piden cursos de seguridad vial

El sistema de renovación de licencias en los barrios comenzará a fin de mes. Los lectores de LA GACETA solicitan más servicios.El…