La marihuana en una sociedad hipócrita

20 Jun 2011 Por Federico Türpe
La expulsión de un alumno de 15 años de un colegio tucumano por posesión de marihuana, ocurrida el viernes pasado, es uno de los hechos más escandalosos del último tiempo en materia de políticas sobre drogas. La hipocresía de esta sociedad alcanza niveles vergonzosos y es preocupante el grado de mojigatería con que opinan y actúan las autoridades, en general, de todos los estamentos: educativos, políticos, judiciales, familiares, policiales e incluso periodísticos. Si el chico es adicto, es decir un enfermo -algo que tratándose de marihuana lo debate hasta la OMS- lindo favor le hizo la directora empujándolo un poco más afuera del sistema, avergonzándolo, humillándolo y privándolo de contención educativa y sanitaria que es, justamente, lo que este joven más necesita ahora. La marihuana se consume masivamente en las sociedades actuales, sobre todo entre menores de 40 años, aquí en Tucumán, en Barcelona o en Moscú. Esta es la realidad que no aceptamos. Preferimos esconder la basurita bajo la alfombra y castigar al rebelde que dice la verdad. Aunque mejor sigamos mirando para otro lado, no vaya a ser que terminemos con los colegios vacíos.
Comentarios