CRISIS EN SEGURIDAD | TRAS EL ARREGLO

Alperovich echó a los jefes de Policía e instó a la autocrítica

"Estoy feliz", aseveró el mandatario, en alusión al aumento salarial. Ratificó a López Herrera. Calma y enfados.
Compartir

Lo primero que hizo en el día, aún en su casa, fue sentarse junto al ministro de Seguridad, Mario López Herrera, ratificarlo en su puesto y ordenarle que eche al jefe de Policía, Hugo Sánchez, y al subjefe, Nicolás Barrera. Después, hizo su propia lectura de la suba salarial del 54% otorgada a los policías. "Estoy feliz, contento. La Policía era una de las instituciones peor pagadas de la provincia", declaró José Alperovich. El aumento significará una erogación de $ 20 millones por mes para las arcas públicas. "Tenemos que hacernos una profunda autocrítica, desde el gobernador para abajo", dijo. Ayer, el ánimo en la Casa de Gobierno era de una calma mezclada con resquemores y enfados internos.

Más como esto