Grecia sucumbe ante las protestas y prepara más medidas de ajuste fiscal

Los helenos resisten los recortes de gastos que amenazan a los salarios y a las jubilaciones.

EN ATENAS. Efectivos policiales dispersan a jóvenes manifestantes con los que se enfrentaron en las calles de la ciudad. REUTERS EN ATENAS. Efectivos policiales dispersan a jóvenes manifestantes con los que se enfrentaron en las calles de la ciudad. REUTERS
12 Mayo 2011
ATENAS.- Al menos 14 personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad, durante los enfrentamientos entre policía y manifestantes griegos que marcharon ayer por las calles de Atenas durante una huelga de 24 horas que paralizó el país. Algunos jóvenes de entre las 30.000 personas que se manifestaron lanzaron piedras a los agentes, que respondieron con gas lacrimógeno. Según algunos medios de comunicación, en los disturbios fueron detenidas al menos cinco personas. La afluencia de manifestantes fue bastante menor que la que se esperaba.

Grecia amaneció ayer con las oficinas públicas cerradas y el anuncio de cancelaciones de vuelos a partir del mediodía en medio de una huelga nacional contra los planes de recorte del gobierno para reducir su enorme déficit público. El Parlamento en Atenas tiene que votar a fines de este mes recortes adicionales por 23.000 millones de euros (U$S 33.000 millones) hasta 2015. Los sindicatos están en pie de guerra desde que el gobierno comenzó con los recortes exigidos en un paquete de rescate de 110.000 millones de euros que recibió de la UE y el FMI hace un año. Sin embargo, pese a los sacrificios es posible que Grecia necesite un segundo paquete de ayudas para hacer frente a sus obligaciones financieras, ya que se enfrenta a una aguda recesión, un alto desempleo y que el elevado interés que pagan sus bonos no le permite financiarse en los mercados.

El paro total coincide con la visita de una misión de la Unión Europea (UE) y el FMI que analiza una vez más las cuentas griegas. Esa misión debe determinar si Grecia cumple las condiciones para recibir el quinto tramo de la ayuda concedida por la UE y el FMI.

El gobierno griego ha diseñado un nuevo programa para ahorrar unos 26.000 millones de euros en los próximos tres años para ayudar a reducir la enorme deuda de Grecia, que superará el 150% del PBI, a fines de año. También planea llevar a cabo un plan de privatizaciones que le reportará unos 15.000 millones de euros, incluyendo la venta de participaciones en varias empresas públicas. Muchos griegos consideran que esta estrategia no servirá para nada. (DPA-AFP-NA)

Comentarios