MEJORAS EN EDUCACIÓN | PARA EL INTERIOR

La última escuela rancho pasó a la historia

El Gobierno inauguró en la localidad de El Churqui, en Monteros, un nuevo establecimiento educativo para los 58 estudiantes. Los chicos estaban alegres y asombrados, mirando las flamantes instalaciones. Sufrían el frío en invierno y el calor en verano.
Compartir
VIDECONFERENCIA. Desde Buenos Aires, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, celebró la inauguración de la escuela. A la derecha, el moderno edificio que reemplazó al "rancho". LA GACETA / FOTOS DE OSVALDO RIPOLL

CONCEPCIÓN.- Maximiliano Núñez, (10 años, oriundo del paraje El Churqui), recordó que en su vieja Escuela 297 tanto el invierno como el verano eran un tormento. "El frío no se aguantaba porque el viento helado se metía por todos lados. Había que salir a buscar el solcito. En el verano el calor te hacia transpirar en serio, no se lo aguantaba", recordó.

El local de referencia, de apenas dos ambientes y un baño, en realidad era una antigua casa construida con ladrillos, maderas y chapas, cedida a préstamo por el vecino Miguel Rodríguez hace 78 años. La precaria obra se había transformado en una verdadera amenaza para la integridad de los chicos. "Parecía que de un momento a otro se venía abajo. Daba miedo", comentó el vecino Jesús Juárez. Desde ayer ese local pasó a ser parte de la historia de El Churqui. La 297 era la última escuela rancho que quedaba en la provincia. Ahora los pequeños tienen una nueva, bautizada con un nombre emblemático: "Randeras Tucumanas".

Maximiliano, al igual que sus 57 compañeros, no salía de su asombro ayer. Descubría la dimensión y las comodidades que ofrecen el flamante edificio inaugurado en su pueblo. "Nada que ver con la anterior. Esta es muy linda y cómoda. Los baños son grandes", apuntó Leandro Núñez, de segundo grado.

Igualdad e inclusión

Al edificio se lo construyó en el marco del Programa de Mejoramiento de la Educación Rural (Promer), lanzado por la Nación con el propósito de lograr la igualdad e inclusión educativa, mejorando la infraestructura edilicia y calidad de la enseñanza, según explicó en el discurso inaugural la ministra de Educación de la Provincia, Silvia RojkésdeTemkin.

En El Churqui, ubicado al oeste de Monteros y dentro de la comuna de El Cercado, el acontecimiento fue una verdadera fiesta para los vecinos. Además se celebró el hecho de la instalación en el local educativo de un pozo de agua potable que beneficiará a toda la comunidad.

En medio de extensos cañaverales y bajo un sol radiante, la celebración se inició a la mañana y se prolongó hasta la tarde con música y comidas preparadas por la gente del lugar. "Pocho", un nativo del paraje (cuenta con unos 2.500 habitantes), se adelantó al discurso que se aprestaba a dar el gobernador José Alperovich: tomó el micrófono y agradecer la construcción de la nueva escuela y la instalación del pozo de agua potable.

"El hecho de erradicar la última escuela rancho revela el rumbo que le estamos dando a esta gestión. Se está tratando de brindar a todos los chicos, en cada rincón de la provincia, la oportunidad de acceder a una educación de nivel, que los prepare para las exigencias laborales del futuro", apuntó el mandatario.

Alperovich comunicó que le enviará recursos al comisionado comunal, Carlos Juárez, a fin de que desde el pozo de la escuela se extienda la cañería de agua potable hacia a la comunidad.

Luego del acto, el gobernador y su comitiva, integrada por el vicegobernador Regino Amado y el ministro de Salud, Pablo Yedlin, participaron por medio de una videoconferencia de otro acto. Durante su transcurso, el Ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, y el coordinador general del Promer, Leonardo Paladín, presentaron desde Buenos Aires el conjunto de medidas que se implementaron en la educación rural desde 2007. (C)

Más como esto