El Gobierno anunció que durante febrero licitarán el geriátrico que pagará el Pami

La construcción del edificio demorará un año.

22 Ene 2011
1

VIAMONTE Y ECUADOR. La obra se erigirá en una hectárea de Parque Norte. LA GACETA / HECTOR PERALTA

La ilusión de contar con un geriátrico oficial deberá esperar un año más, como mínimo. El convenio firmado a principios de 2010 y convalidado por la Legislatura en mayo de ese año todavía está en sus primeros pasos de ejecución. En el momento del debate parlamentario se aseguró que en 90 días iba a haber definiciones de la obra, pero ya pasaron nueve meses sin novedades de trascendencia.

El instituto estatal será construido en un predio de una hectárea en Campo Norte, que fue transferida en diciembre al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados. El lote está ubicado en la esquina de Viamonte y Ecuador, donde se levantará el edificio de unos 5.000 metros cuadrados, aproximadamente, para albergar permanentemente a casi 100 ancianos, a la vez que para atender a otros 200 con la modalidad de hogar de día.

El monto del emprendimiento rondará los $ 20 millones, que serán aportados por la Nación, aunque la cifra final dependerá del diseño arquitectónico específico que se apruebe en la licitación pública. En un primer momento, se calculó que se invertirán unos $ 10 millones más.

"El proyecto para la obra se va a licitar por cuenta y orden del Pami, y va a llamarse a la presentación de ofertas durante febrero. El plazo de ejecución es de un año. Todo está en marcha, porque es una idea muy importante", aseveró a la prensa ayer el gobernador, José Alperovich.

La ministra de Desarrollo Social, Beatriz Mirkin, precisó que se completó la etapa documental y de traspaso de la propiedad a la Nación. "Están los pliegos y los proyectos listos, pero se abrirá la licitación cuando lleguen los fondos", explicó. Para terminar las gestiones, la funcionaria estará en la Capital Federal durante la próxima semana.

Como se recordará, inicialmente se pensó en instalar el edificio en un ala del parque Batalla de Tucumán (antes, parque Guillermina Leston de Guzmán), pero el predio está considerado parte del patrimonio provincial y no puede ser cedido ni transferido.

Desde el Gobierno se hizo especial hincapié en que la iniciativa tiende a cubrir un sensible déficit en la provincia, donde sólo funcionan legalmente habilitados por el Siprosa 14 geriátricos, aunque no se descarta que otros cumplan el mismo rol estando inscriptos inadecuadamente como pensiones, y sin el control de la autoridad sanitaria estatal.

Deuda de 15 años

La Provincia acordó cancelar con la Nación una obligación originada en la gestión de Antonio Bussi (1995-1999), por $ 216.000, producto de la inexistencia en la rendición de fondos enviados para el ministerio de la Producción que conducía Franco Fogliata.

"Firmé un Decreto de Necesidad y Urgencia para pagar en cuotas de $ 15.000 esa deuda de 1995 que todavía estaba dando vuelta. Era poca plata, pero nos estaba frenando el envío de millones de pesos. Por ejemplo, logramos que se liberen recursos para equipar seis Centros de Integración Comunitaria, que estaban retenidos por este pasivo", explicó Alperovich.

Los fondos originales fueron enviados a la Secretaría de Agricultura provincial para el fomento del cultivo de ajo en altura y en invernadero. Los expedientes ya fueron destruidos en Tucumán, pero la Nación reclamó la devolución de los recursos que no fueron adecuadamente rendidos.

Comentarios