La "Hiena" Barrios desfiguró a golpes a su hijo, denunció su ex esposa

El boxeador y sus hermanas atacaron al adolescente, de 17 años, en medio de una discusión durante la cena de Nochebuena, según la acusación que se hizo ante la Justicia.
Compartir
DESFIGURADO. Así quedó Mauro, el hijo de "La Hiena", luego de los golpes que recibió. FOTO DIARIO CRONICA

BUENOS AIRES.- La Nochebuena terminó a los golpes para el hijo de Rodrigo "La Hiena" Barrios. El adolescente, de 17 años, fue atacado salvajemente por su propio padre y sus tías, según contó la ex esposa del boxeador.

"Lo agarraron entre todos y le pegaron hasta dejarlo deforme", declaró Alejandra Ponce, que denunció a Barrios ante la Fiscalía contra la Violencia Familiar y Abuso Sexual de la localidad de General Pacheco.

Mauro, de 17 años, quedó con la cara desfigurada y moretones por todo el cuerpo, rasguños y mordiscones en los brazos, luego del ataque del padre y las tías, Silvina y Edith Barrios.

"Después de las 12, Mauro fue a la casa del padre para saludarlo y lo encontró totalmente alcoholizado. Tuvieron una discusión. En ese momento, Mauro le gritó a su padre: 'Si tanto me odiás, pegame', y él junto a sus dos hermanos se abalanzaron sobre mi hijo y le desfiguraron el rostro", comentó Alejandra ante las cámaras de televisión.

Luego, agregó: "El no quiere a su hijo, porque de lo contrario no podría pegarle como lo hizo. Me llamó por teléfono y me dijo: 'Venía a buscarlo y llevátelo, porque lo mato'. Por como quedó mi hijo, sé que no es una simple amenaza. Es capaz de cualquier cosa. Siento que es un asesino y que no merece estar en libertad".

Anabela, la hermana de Mauro, aseguró que no es la primera vez que Barrios le pega.

El abogado de "La Hiena", José Vera, dio otra versión. Dijo que Mauro fue borracho y posiblemente drogado a la casa de su padre. "Luego de comportarse de manera violenta con toda la familia, el chico tuvo una discusión con la hermana de Rodrigo y le pegó una trompada", sostuvo. Y añadió: "No es la primera vez que hay problemas con este chico. Al parecer, frecuentemente está alcoholizado y es muy violento con todo el mundo", dijo Vera, según publicó el diario La Nación.

"No es la primera vez que pasa. El año pasado casi lo mata a trompadas en la Costa. Hasta ahora, Mauro no quiso decir nada, porque hace cualquier cosa con tal de que el padre lo quiera. Tiene miedo de que lo deje de ver o de hablarle. Pero llegamos al límite. Alguien lo tiene que frenar, no puede actuar así y que no pase nada por ser quien es", aseguró Ponce al diario Tiempo Argentino.

La nueva acusación complica aun más la situación del boxeador, actualmente imputado por el"homicidio culposo agravado de Yamila González, de 20 años y embarazada de seis meses, y por lesiones leves culposas provocadas a la madre de la víctima y a dos chicas, tras haberlas embestido con su camioneta, el verano pasado, en Mar del Plata. (Especial)

Más como esto