FRIO POLAR | IMPACTO EN TUCUMAN

Se avecinan días difíciles para cultivos de caña y de limón

Habrá problemas energéticos y climáticos.
Compartir

La llegada del tan temido frío polar a la Argentina podría tener impactos diversos en Tucumán, desde la presencia de heladas que podrían dañar esta misma semana los principales cultivos de la provincia -caña de azúcar y limón- hasta recortes totales de gas a las industrias.

La brusca caída de la temperatura ocurrida ayer fue un preanuncio de lo que podría ocurrir en los próximos días. Juan Rubén Pedraza, técnico del Observatorio Meteorológico del INTA Famaillá, no descartó la posibilidad de que en la madrugada de hoy se registren temperaturas inferiores al cero grado centígrado, debido a que ayer el cielo fue despejándose gradualmente a lo largo de la jornada. Sin embargo, pronosticó que se esperan heladas severas para el viernes, el sábado y el domingo.

"Para determinar el efecto de una helada hay que evaluar la intensidad del fenómeno, o sea el valor más bajo de la temperatura registrada, y la duración, la cantidad de horas a las que un cultivo estuvo expuesto a fríos inferiores al cero grado centígrado", explicó Pedraza. Remarcó que más importante aún es la secuencia con que se manifiestan las heladas. "Si las heladas golpean un cultivo durante tres días seguidos, no le permite rehacerse y el daño puede ser mayor", apuntó. Dejó en claro que no se puede saber la duración que podrían presentar los fríos extremos, pero alertó que la brusca caída de la temperatura de las últimas horas hacen prever que el fenómeno será de relevancia. "Como se sabe, hacia el este de la provincia el impacto siempre es mayor que en el resto de la geografía provincial", añadió Pedraza. "Estamos realmente en un momento crítico para los cultivos en cuanto al tema de heladas; esperemos que no sean de demasiada importancia. Los productores de frutillas y de zapallitos, por ejemplo, deberán tener especial cuidado para cubrir bien sus cultivos", precisó.

El presidente del Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART), Julio Colombres, dijo ayer a la prensa que las heladas seguro que tienen efecto sobre la zafra. "La magnitud de la helada es lo que mostrará el efecto. Si tenemos muchas horas de helada es destructivo, vamos a perder azúcar lo que significa una perdida de plata", reflexionó el industrial.

Las restricciones de gas
No sólo las bajas temperaturas preocupan a los azucareros. La posibilidad de que el Gobierno nacional decida imponer una restricción total de gas a las industrias del país aún está latente, pese a que el ministro de Planificación, Julio de Vido, se comprometió recientemente a no suspender el suministro del fluido a los ingenios tucumanos. Fuentes del área energética advirtieron que hoy podría decidirse una medida drástica, a fin de compensar el incremento de la demanda de gas de grandes centros urbanos del país, como Buenos Aires. Desde que a principios de mes entró en actividad el nuevo gasoducto que corre por debajo del Estrecho de Magallanes, la capacidad de transporte de gas alcanza a 136 millones de metros cúbicos por día. Sin embargo, al sistema está ingresando un promedio de 122 millones, lo que significa 14 millones diarios menos, o un 10% menos de los que podría entregarse. Esto es así aunque la cifra de gas suministrado incluye la importación de Bolivia, que promedia 4,5 millones diarios, y la de gas natural licuado (GNL) que se regasifica en Bahía Blanca e implica otros 8 millones más por jornada.

Fuentes del Gobierno estiman que hoy podría resolverse un recorte total de gas a las industrias, a causa del frío extremo.
Más como esto