El arteterapia ayuda a reducir la ansiedad en el niño asmático

El miedo está presente en los ataques del mal.

23 Jun 2010 1
1

CREACION ARTISTICA. Ayuda a tomar distancia de la enfermedad. LA GACETA / ARCHIVO

Muchas terapias alternativas recurren a la investigación clínica para obtener títulos científicamente validados de eficacia y efectividad que legitimen su uso en la salud pública. Ahora es el caso de la arteterapia, que demostró su eficacia contra el asma infantil.

Lo que se investigó en este trabajo realizado en el hospital Nacional Jewish Health, de Denver, EE.UU., es su eficacia como terapia para el asma, cuyas crisis cierran transitoriamente las vías respiratorias profundas.

Se trata del primer experimento para vincular la arteterapia y el asma. Lo que hallaron fue que en los niños con asma persistente, el tratamiento lograba bajar la ansiedad y mejorar la calidad de vida después de siete sesiones de arteterapia dadas con frecuencia semanal. El miedo y la ansiedad asociados con los ataques de asma, especialmente cuando se trata de los niños, puede persistir aún cuando el ataque en sí haya pasado, y es en sí mismo un condicionante que dificulta la recuperación. Los resultados de la investigación fueron publicados en el Journal of Allergy & Clinical Immunology de mayo y reportan que la terapia presentó beneficios durante el tiempo de tratamiento como en los meses posteriores.

Los efectos duran meses
"El asma no solamente impacta sobre el bienestar físico de los niños, sino que además tiene un considerable efecto sobre su calidad de vida y sobre su desarrollo psicológico, y nuestro estudio muestra que la arteterapia es claramente beneficiosa para los chicos con asma crónico severo", señaló la arteterapista Anya Beebe, del mencionado hospital estadounidense, especializado desde hace más de un siglo en la investigación y el tratamiento de enfermedades respiratorias. Los efectos del tratamiento arteterapéutico, dice la especialista, persisten "por meses" después de su finalización.

En el arteterapia se les suministran a los niños elementos y técnicas que les permitan expresar sus sentimientos respecto de la enfermedad, del tratamiento o de cualquier otra cosa que tenga que ver con su experiencia como pacientes. Los investigadores creen que la creación artística ayuda a los participantes a establecer una distancia entre ellos y sus problemas médicos. Aprenden a entender que su identidad personal va más allá de su condición de "enfermos", y se piensa que esta práctica es especialmente efectiva en los niños porque a menudo estos no tienen las capacidades de verbalización de sus inquietudes que sí tiene una persona adulta. Las posibilidades de un niño de poner en palabras sus emociones, ideas y percepciones es en ellos mucho menor.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte