Los diseños de autor ganan espacio en las vidrieras

En Tucumán, ya no es tan difícil vestirse con prendas originales. Cada vez hay más firmas que venden ropa artesanal, así como casas de decoración con objetos que salen de lo común.

03 Jun 2010

Un detalle de diseño de autor ennoblece cualquier prenda básica. Le da estilo, le pone un sello personal que dice más de quien lo lleva puesto que su propio dueño. Basta mostrarse con un collar colorido para que todas las miradas queden ancladas en ese lugar. "¡Qué lindo! ¿Dónde lo compraste?" Hasta hace un tiempo la respuesta causaba desilusión. "En una feria de plaza Italia, en Buenos Aires" o "me la trajo mi tía desde La Falda, Córdoba". Ahora las prendas de autor dejaron de ser esas cosas raras que uno compra con suerte o por casualidad. Esos diseños ya están en las calles de Tucumán.

Las tiendas especializadas se multiplican por la ciudad. Pero también las casas que venden varias marcas nacionales e internacionales tienen un espacio para las piezas artesanales. Sólo hay que entrar y preguntar.

Además, hay una nueva forma de comprar ropa u objetos de decorativos que nació con la nueva generación de diseñadores: internet. Con sólo entrar a facebook y buscar el nombre y el apellido del autor se accede a una vidriera virtual. Por el ciberespacio viajan miles de fotos con los exclusivos productos, con sus precios y lugares dónde conseguirlos. Las propagandas se envían por emails, invitando a visitar las páginas de cada marca, facebook o twitter. De la misma manera, catálogos completos vuelan al exterior con sólo apretar un botón; y así es como muchos jóvenes diseñadores ya tienen varios clientes en Europa y los Estados Unidos.

En Tucumán, los diseños de autor están asociados a la cultura de los pueblos originarios y a los antepasados autóctonos. Por eso se nutren de lanas con teñidos naturales, semillas, elementos nobles como la madera y el cuero, motivos étnicos, géneros como el barracán y los tejidos en telar. Ese fuerte carácter cultural hace que los ámbitos donde se difunden sean justamente centros culturales y bibliotecas. Se venden, por ejemplo, en La Tienda Virla, del Centro Cultural de la UNT, en la biblioteca Alberdi (el domingo por la tarde), en locales de Yerba Buena y en bares culturales como El Arbol de Galeano y San Thelmo Norte.

"Me encanta la ropa de autor. Siempre un collarcito de colores te resalta cualquier básico. Además es una garantía de que vas a ser la única vestida de esa manera", comenta Roxana Santillán. LA GACETA convocó a jóvenes que participaron en la feria de Puro Diseño en Buenos Aires. La mayoría son diseñadores gráficos, decoradores, arquitectos y otros profesionales de disciplinas afines. "Poco a poco los tucumanos comienzan a valorar el diseño. Es una tendencia que va en aumento", dicen las autoras María Belén Fernández, María José Médici y María Isabel Serra. Como un cuadro, la clave para usar una pieza única es destacarla sobre algo básico y liso, aconsejan.

Comentarios