"Aquí parece que reina la impunidad"

Vanossi advirtió que cuando una sociedad se aparta de la Carta Magna se sume en el caos.

29 Mar 2010
"Cada vez que nos hemos apartado de la Constitución, hemos retrocedido o equivocado el rumbo". El autor de esta frase es Jorge Reinaldo Vanossi, uno de los constitucionalistas más destacados del país. Al empezar la charla, el profesor honorario de la Universidad de La Plata pide que le formulen preguntas, pero cuando escucha la primera, el entusiasmo lo lleva a interminables monólogos, en los que pone en evidencia la misma elocuencia y claridad que se advierte en sus textos. LA GACETA lo entrevistó a propósito de la campaña "Chau indiferencia/Ahora la Constitución", en virtud de la cual mañana, con nuestro diario, serán distribuidos gratuitamente ejemplares de la Constitución.

-¿La conciencia constitucional está diluida entre los argentinos?

-Sí, y no desde ahora. Es evidente que un pueblo que, en número considerable, no comparte un sentimiento de pertenencia al régimen democrático o al estado constitucional de derecho, este se debilita y puede llevar a que peligren las instituciones. Esto fue detectado por muchos observadores, como Juan Agustín García, que en 1900, al publicar "La ciudad indiana", decía que un rasgo constante de los argentinos era el culto al coraje y el desprecio por la ley. Eso se advierte ahora: el culto a la bravuconada, al nepotismo familiar, a los personalismos y el desprecio por las instituciones y por el libre juego con transparencia.

-¿Por qué sucede esto?

-Porque todos parecen estar en contra de todos. No hay propuestas constructivas, los gobiernos suelen desmadrarse y la oposición se reduce a verdaderos archipiélagos. Todos quieren ser jefes y hay pocos indios. Impera la necesidad de que se solidifiquen liderazgos en partidos con identidad, a los cuales se reconozca por sus ideales y programas. Ahora todos se han mimetizado. Hay una especie de promiscuidad, a raíz de la cual, en vez de copiarse las virtudes, se copian los defectos. Y la sociedad asiste a esto con una especie de perplejidad de que todo es más de lo mismo. El peligro reside en que en las próximas elecciones no se vote por más de lo mismo, sino por lo peor de lo mismo.

Fuera de la ley, la nada

"Es muy importante difundir el texto constitucional, así como el credo y el ideario que le dieron origen. Hace más de un siglo, la Corte Suprema de Justicia de la Nación dijo que fuera de la Constitución sólo caben la anarquía o la tiranía. Agrego que la primera suele traer a la segunda. La experiencia indica que las situaciones de dispersión, de disgregación de la solidaridad social, de desprestigio de las instituciones terminan en caos anárquicos. Esto, por lo general, lleva a que el pueblo, en un momento de desesperación, clame por el más bravucón, por el más personalista, por el machismo o como lo quieran llamar", agregó el constitucionalista.

Luego insta a la ciudadanía a que no se quede de brazos cruzados. "Así como no hay república sin republicanos, ni democracia sin demócratas, no hay participación sin participantes, que se comprometan con la epopeya de reedificar las instituciones", recalcó.

Para el final, Vanossi deja un fuerte tirón de orejas para quienes deben controlar a quienes gobiernan. "Los órganos de control no deben ser iguales que los controlados, sino que deben ser independientes, sin ataduras. Deben ejercerlo no diciendo ’amén’ a todo, sino controlando activamente, porque el control es la antesala a partir de la cual se abren las instancias de responsabilidad. Toda sociedad que quiere subsistir, desde los caldeos y fenicios, necesita de un sistema de premios y castigos, pero aquí, lamentablemente, pareciera que reina la impunidad", remató Vanossi.

Comentarios