¿Cómo hablamos nosotros?

El lenguaje se expande, se contrae y se reinventa en un círculo infinito.

28 Feb 2010
1

Las nuevas realidades culturales (tecnología, hábitos, enfermedades, descubrimientos...) crean, a su vez, nuevas palabras. Algunos giros pasan de moda en un santiamén y otros tienen una vida más longeva. Las novedades conviven con invenciones remotas. La contingencia deambula alrededor de la necesidad. Las palabras están en movimiento y, pese a ello, algunos vocablos esenciales (como "mamá" y "amigo") parecen indestructibles.
El lenguaje, que distingue al hombre entre todos los seres vivientes y hace posible la organización de la comunidad, configura identidades e ideologías. La creatividad lingüística del adolescente cuestiona a sus pares, docentes y padres. En la mesa familiar concurren léxicos diversos. El insulto pierde gravedad -¿y significado?-, pero no está solo: la ortografía tambalea en una escritura apremiada por la instantaneidad.
Las fronteras entre lo correcto y lo incorrecto tienden a desdibujarse. La mutación del lenguaje desafía a los hablantes. De las posibles respuestas depende la salud del diálogo y, en consecuencia, la calidad de la vida en sociedad. La falta de entendimiento de los fenómenos vinculados con la lengua conlleva la amenaza del silencio.

Comentarios