Lágrimas y cartas de amor en la despedida a Sandro

El Congreso permanecerá abierto toda la noche para que los fanáticos den el último adiós al ídolo. Ya pasaron más de 25.000 personas. Imágenes de la vigilia.

05 Ene 2010

BUENOS AIRES.- Más de 25.000 personas desafiaron esta tarde el calor y las horas de espera para rendir su último y sentido homenaje a Sandro, cuyos restos son velados en el Congreso de la Nación. El máximo ídolo de la música popular argentina falleció anoche en Mendoza tras una larga lucha de 45 días que le siguió a un trasplante cardiopulmonar.

La capilla ardiente fue montada en el Salón de los Pasos Perdidos, ubicado en el primer piso del Palacio Legislativo, adonde llegaron también la esposa del cantante, Olga Garaventa, y sus familiares y amigos más cercanos. El féretro arribó a las 11.50, escoltado por dos motos y un patrullero.

Si bien el inicio de la ceremonia para el público estaba prevista para después de las 14, como consecuencia del intenso calor se permitió el ingreso al recinto desde antes de las 13. El velatorio -que se realiza en el mismo lugar donde hace tres meses fue despedida Mercedes Sosa- se extenderá toda la noche.  

Durante toda la tarde, mujeres de todas las edades fueron llegando al recinto con rosas y cartas de amor dedicadas al "Muchacho de América". La emoción embargaba a las miles de personas que entraban y salían del Congreso. Los restos de Sandro serán inhumados mañana en un cementerio de la localidad de Longchamps.

Desconsuelo
El doctor Claudio Burgos -uno de los médicos que lo atendían- confirmó ayer el deceso del artista, de 64 años, en medio de profundas muestras de dolor de parte de las seguidoras que se habían acercado hasta la puerta del sanatorio para brindar su respaldo al "Gitano", en el momento más difícil de su vida.

El estado de salud del artista que hechizó con sus labios carmesí y su cadera movediza era ayer muy crítico, después de sufrir un shock séptico generalizado y de ser intervenido en dos ocasiones en un mismo día. Soportó cinco operaciones en total desde que recibió el doble trasplante de corazón y pulmón, el 20 de noviembre pasado.

La muerte fue recibida también con desconsuelo y llantos en la localidad bonaerense de Banfield, donde decenas de seguidores se habían reunido frente a su casa para levantar un pequeño santuario en su honor.

El mundo del espectáculo también expresó ayer su desconsuelo. Susana Giménez, Mirtha Legrand, Soledad Silveyra, Graciela Borges, Tete Cosutarot, Lucía Galán, Matías Santoianni, María Martha Serra Lima, Estela Raval, Piero y Paz Martínez fueron algunas de las figuras que lo recordaron con cariño. "Todas lo amamos profundamente y pensábamos que era inmortal y que se iba a salvar para nosotras", dijo Susana. Y Mirtha comentó: "ya es un mito". (NA-Télam-DyN-Especial)

 

Comentarios