Britney está mal por sus kilos de más

15 Jul 2009
1

RELLENITA. En un alto de su gira, la cantante aumentó seis kilos en su peso.

LOS ANGELES.- La cantante Britney Spears ha engordado seis kilos en sólo un mes durante el descanso de su gira musical "The Circus". Britney se puso a llorar diciendo que la estaban llamando gorda.
Así lo afirma la página web de Contactmusic, que asegura que ahora la solista se siente presionada para adelgazar y está desesperada porque no está a gusto con su aspecto físico. Hace pocos meses, la cantante decidió recuperar su peso ideal para volver a los escenarios. Pero la alegría no duró demasiado, porque en los últimos días aumentó de peso. "Britney rompió a llorar diciendo que la estaban llamando gorda de nuevo", ha revelado a la página una fuente cercana a la artista, quien, explica, debería estar siguiendo un régimen de pescado, pollo y verduras para mantener su línea.
La artista, sin embargo, parece haber cambiado esa dieta por otra más calórica y apetecible.
"Le encanta la comida grasienta y los dulces de nata, y odia la fruta y las verduras. (...) Además toma un montón de comida rápida, muchas veces fuera de horas", explica otra fuente a la revista "Britain's Star"; "le gustan las galletas y guarda chucherías en sus bolsas de viaje. Las esconde para que nadie las vea. Sus entrenadores lo saben y la recriminan por ello, pero ella les dice que se ocupen de sus propios asuntos. Incluso come de noche y a escondidas", agrega.
El padre de Britney, Jamie Spears (quien se convirtió en el custodio de la vida profesional y personal de su hija tras su brote psicótico el año pasado) ha impuesto a la intérprete de "Toxic" un régimen de ejercicio y dieta, ya que sabe lo importante que es estar en forma en el mundo del espectáculo. Britney (que tiene dos hijos, Sean, de tres años y Jayden, de dos) intenta ajustarse al régimen aunque se permite ciertos excesos calóricos en algunas pocas oportunidades.
No es la primera vez que la estadounidense se tiene que someter a una dieta para recuperar la figura tras excesos gastronómicos. Antes de volver a los escenarios, la intérprete de Womanizer tuvo que reducir su consumo calórico y volver al gimnasio para lucir espléndida en sus conciertos. (Especial)
Comentarios