"El humor gráfico es un género literario"

El dibujante Hermenegildo Sábat y el humorista gráfico Crist compartirán hoy, a las 20, en el salón de Sorteos de la Caja Popular de Ahorros, San Martín 469, un diálogo abierto, con la coordinación de Gabriela Saidón, editora de la revista "Ñ".

21 May 2009
Afirma que le gusta mucho dibujar; y arriesga que el humor argentino le da mucho valor a la palabra". Cristóbal Reinoso  -Crist- habló con LA?GACETA acerca de su oficio.  Horas antes de la charla que compartirá en la Caja de Ahorros de Tucumán con su colega Hermenegildo Sábat, el humorista que desde hace 30 años firma sus viñetas en la contratapa del diario "Clarín" afirma que "no hay nada más serio que un humorista haciendo un chiste" y arriesga definiciones sobre el humor argentino.

- ¿Qué características tiene el humor argentino que lo diferencie de los demás, del español por ejemplo?
- No sé. Tal vez el humor argentino es muy literario. El texto es muy importante. Ejemplo de esto son Mafalda, Inodoro Pereyra, Maitena, o los trabajos de Caloi. Están todos basados en un texto ingenioso. Pero lo cierto es que lo que el humor gráfico es eso: un trabajo que tiene una parte literaria y una parte gráfica. Pero como yo considero que es una contradicción si sólo se trabaja en el texto trato a veces de que en algunas viñetas el dibujo sea el que hable y no las palabras; pero es algo que ocurre poco en mi trabajo.

- ¿Dónde reside la fuerza o el poder de la caricatura? ¿en el dibujo o en la palabra?
- Para responderte, te voy a dar una definición de un dibujante español. Se llama Máximo y es dibujante del diario "El País". Se podría suponer que el humor gráfico es una rama de las artes plásticas, bastante menor, pero no. El dice que no, que es un género literario, porque por más que no tenga un relato es un género literario porque hay una historia tácita. Yo creo que la fuerza del humor gráfico está en las dos partes. Si hay que explicar mucho un dibujo es porque algo falló. No es que haya que hacer un dibujo para colgar en una galería, pero debe ser claro. Incluso, soy de los que piensa que un dibujo sin palabras puede tener más vida.

- ¿Cuál es su temática favorita?
- Trabajo con las noticias del diario, no tengo primicias, converso con la gente, sobre los temas que están instalados y miro la televisión. Tengo algunos temas recurrentes, como los bélicos, pero eso tiene que ver con una herencia. De chico era un gran lector de historietas, que eran bélicas, las de Hugo Pratt por ejemplo.

- ¿Cómo se hace para trabajar con el humor cuando se tiene un mal día?
- Esto no es inspiración sino un trabajo, un oficio y de todos los días, como ocurre con todos. Aunque no se tiene ganas, se trabaja. Esto es un laboratorio, es una cosa seria. Había un escritor, no recuerdo quién , que solía decir que "no hay nada más serio que un chico cuando está jugando". Y es realmente así. Y con los humoristas ocurre lo mismo:  no hay nada más serio que un tipo haciendo un chiste. Estoy seguro de que Quino, cuando trabaja, no se está riendo.

- ¿Qué tienen para usted sus caricaturas de diferente de las demás?
- Que a mí me gusta mucho dibujar, que intento soluciones plásticas; porque si bien trabajo para un diario, por ahí arriesgo más en el dibujo.
Comentarios