Kirchner es el eje de la campaña en Uruguay

Por Gabriel Profiti - columnista NA.

16 May 2009
Así como Néstor Kirchner fue determinante para el primer triunfo de la izquierda en Uruguay, por su apoyo a Tabaré Vázquez en 2004, ahora el efecto parece inverso: luego del interminable conflicto por Botnia, en el vecino país ningún candidato quiere quedar ligado al ex presidente argentino.
El máximo ejemplo es el de José "Pepe" Mujica, candidato bendecido por el gobernante Frente Amplio para suceder a Tabaré, que no quiere más "empujoncitos" de Kirchner. El ex Tupamaro salió a despegarse luego de que el titular del PJ exclamó "que gane Mujica", al ser consultado por una periodista uruguaya sobre sus preferencias en el vecino país tras el acto partidario que encabezó en Berazategui. "Pepe" Mujica, senador y favorito para llegar la Presidencia con un estilo coloquial y campechano, se había mostrado muy cercano a los Kirchner en los últimos años, incluso fue el más dialoguista de su gobierno cuando era ministro de Agricultura durante los peores momentos del conflicto binacional.
"Las candidaturas uruguayas sólo las resuelven los uruguayos. En todo caso, la mejor forma de apoyarnos es que nos destapen los puentes", exclamó Mujica durante un acto político.
También escribió en su portal de Internet "Pepe Tal Cual Es". "¡Qué astuta manera de demoler la candidatura de Mujica! ¡Quién lo va a votar si aquí lo declaramos alcahuete de Kirchner, ídolo de los piqueteros argentinos, beneficiario de terribles apoyos del aparato peronista!", se quejó. Apuntó también al supuesto apoyo que le habría ofrecido el dirigente kirchnerista Luis D'Elía para los actos de campaña en Buenos Aires.
El ex líder guerrillero estuvo el fin de semana pasado en el Teatro Bambalinas de San Telmo. Habló ante centenares de compatriotas que viven en la Argentina. No soltó la palabra Kirchner en todo el discurso. Según "El País" de Uruguay, no soslayó los problemas de relaciones que persisten entre la Argentina y Uruguay, e insistió en que no se considera un enemigo del pueblo argentino.
Ahora llegará Danilo Astori, ex ministro de Economía de Vázquez, quien competirá contra Mujica en las internas del Frente Amplio. Más distanciado de los Kirchner desde siempre y de perfil mucho menos latinoamericanista que su competidor, estará el próximo jueves en Buenos Aires, cuando abrirá sus puertas la "Casa de Uruguay en Argentina, Astori Presidente". Astori no hablará de Kirchner, o hablará mal.
Las internas serán el 28 de junio, el mismo día que las elecciones legislativas en la Argentina y las presidenciales el 25 de octubre.
Todas las encuestas lo dan en torno al 55% a Mujica contra un 23% de Astori y un 10% de Marcos Carámbula, el intendente de Canelones, quien fue lanzado por Tabaré precisamente para debilitar a Mujica, con quien está enfrentado.
El principal rival es el Partido Nacional, de centroderecha, donde ahí hay tres candidatos, dos con chances. Son Luis Alberto Lacalle que ya fue presidente y Jorge Larrañaga, mientras que sin posibilidades compite Irineu Riet Correa.
"Es sencillamente una vergüenza, porque fue el Presidente el que alentó el corte de puentes y que lo aceptó. Es el enorme doble discurso de esta izquierda voluntarista y vernácula que tenemos", subrayó.
Los uruguayos creen que Kirchner endureció su posición en torno a los cortes de los ambientalistas para levantar el veto de Montevideo a su candidatura como secretario general de la Unasur, cargo que necesita del consenso de todos los miembros.
Sin posibilidades de alzarse con la Presidencia, el partido colorado presenta como principal candidato a Pedro Bordaberry, hijo del presidente constitucional y luego de facto Juan María Bordaberry. (NA)
Comentarios