Cartas de lectores

Compartir

ACCIDENTE I
El 21 de octubre de 2005, en una carta, hice referencia a mis 40 años conduciendo por rutas y ciudades, confesando mi gran temor de ser, imprevista e involuntariamente, un protagonista más de los innumerables accidentes que a diario ocurren en rutas, calles y avenidas de la provincia, con el nefasto resultado de víctimas inocentes que pierden sus vidas por la sinrazón de conductores que no respetan normas ni ordenanzas y que hacen de la transgresión su accionar cotidiano. Y avalados por un carné de conducción obtenido por amiguismo, por bajo costo, porque el examen es “pava” o porque papá lo autoriza al tratarse de un menor de edad. Sugería a los funcionarios unificar y reglamentar estrictamente el otorgamiento de la licencia de manejo, previo examen teórico, práctico y psicofísico a cargo de personal probadamente idóneo. Apunté la necesidad de que, en un banco de datos centralizado, cada conductor tenga su legajo personal donde deberían constar faltas, castigos e inhabilitaciones, elemento hoy indispensable para la futura aplicación del scoring. Agregaba la necesidad de implementar puestos de controles viales “móviles motorizados” con dedicación especial en horarios pico, tanto para requerir documentación como para alcoholemia, ya que los fijos se hacen conocidos y fácilmente evitables; además sugería vedar la circulación de automotores que no tengan aprobada la revisión técnica de Ley. Han pasado los años y, lamentablemente, el caos se adueñó de nuestras calles y rutas. Según informa Eugenio Lobo, director del hospital Padilla, el total de lesionados por colisiones durante 2008 sumaron 3.128 lo que significa que se atendieron más de ocho lesionados por día. Los muertos sumaron 294. Señor gobernador, funcionarios; es de esperar que el lamentable accidente que le costó la vida a María Cecilia Reales dé motivos para que de una vez por todas actúen adoptando las medidas necesarias para frenar el descontrol que se ha adueñado de nuestras calles y rutas, aplicando leyes y reglamentaciones con absoluto rigor, además de reglamentar la ley sancionada hace dos años. A todos nos esperan en nuestro hogar; no les quitemos esa alegría a cambio de un funeral.

Manuel R. Malmierca
malmiercamanu@hotmail.com

ACCIDENTE II
Una vez más nos conmovimos con una tragedia, que enluta no sólo a la familia de la víctima sino también a toda la sociedad. Esta es una lamentable prueba del desprecio por las leyes de tránsito y seguridad vial y de la falta de compromiso de los padres hacia sus hijos. Firman autorizaciones para manejar un arma, pero estoy seguro que esos padres, en particular, no sabían dónde pasó la noche su hijo ni qué estuvo haciendo. Los lamentos son extemporáneos y todo lo ocurrido se podría haber evitado. Urge instaurar leyes más severas que hagan pensar con criterio antes de otorgar un permiso de esa magnitud. Los jueces deben considerar que desde el momento en que los padres firman la autorización para que el menor obtenga el carnet de manejo se convierten en responsables solidarios; tanto ellos como el funcionario y el municipio otorgantes. Vale decir que los alcanzan las mismas sanciones, tanto en lo penal como en lo civil. Ojalá que esta absurda muerte sirva para que tomemos conciencia de ello.

Manuel Caro
San Martín 324
Lules (Tucumán)

CAÑO ROTO
Hace tiempo reclamo, telefónicamente, a la Sociedad Aguas del Tucumán, que repare un caño roto en avenida Eduardo Bulnes 2.174. El agua recorre constantemente varias calles, y debido al tiempo prolongado, está resbaladizo, a tal punto que ya provocó la caída de varias personas que pasaban por el lugar pero sin consecuencias graves, por ahora.

María Marcela Villarreal
avenida Eduardo Bulnes 2.130
S.M. de Tucumán

AUMENTO SALARIAL
Como trabajadores del Estado provincial jamás fuimos tan vapuleados salarialmente. Sentimos impotencia e indignación, hecho por el que muchos ya entraron en depresión laboral. Los gremios no se ponen de acuerdo en exigir un porcentaje real de aumento al salario de los trabajadores. Unos piden 25%, otros entre 30% y 200% y algunos prefieren ser cautos y esperar la limosna que nos dará el Poder Ejecutivo. Por otro lado, el gobernador, José Alperovich, ofreció un préstamo de $500, como paliativo. Con todo el respeto que se merece su investidura, con préstamos de $ 500 o $ 1.000,los trabajadores no saldremos de la crisis que nos afecta. Los $ 500 deberían ser el aumento de sueldo del nivel o la categoría más baja del escalafón estatal. Es imposible hacer entender a los funcionarios sobre cómo hace un trabajador para sobrevivir de las necesidades básicas de vida. No ponemos palos en la rueda, somos quienes limpiamos las huellas para que la rueda circule. Pero ya estamos cansados.

Inés Díaz
Manz. 20, Lote 2 - Bº Islas Malvinas
Cevil Redondo (Tucumán)

PARQUE 9 DE JULIO
La extensa nota y el editorial que dedicaron en ediciones anteriores a nuestro principal paseo público, pone de manifiesto la importancia y la validez que para nuestro municipio implicó la realización del V Congreso Iberoamericano de Parques y Jardines Públicos, que se efectuó en noviembre de 2007. Comienzan a percibirse nuevos aires de gestión, impensados en un pasado muy cercano. Quienes tuvimos el privilegio de trabajar para la concreción de ese evento descubrimos que el esfuerzo empeñado no cayó en saco roto. Los cambios, claro está, no serán tan rápidos pero al menos ya se palpan. La senda está trazada. La Municipalidad tendrá siempre en nosotros a personas dispuestas a participar en los procesos que seamos convocados. La política de participación ciudadana es fundamental, efectiva y nos llevará a interpretar, sin duda alguna, que la gestión social de los espacios verdes debe ser la razón principal de todo programa. En ese sentido, es trascendente y valorable la difusión que este diario presta a las acciones del gobierno municipal para poder seguir sumando a los que deseen involucrarse en la temática de parques y jardines públicos, para lograr una mejor calidad de vida.

Raimundo Buiatti
Eduardo Costa
raibui@hotmail.com

VILLA QUINTEROS
Nací en Villa Quinteros pero resido en Buenos Aires. Periódicamente visito mi pueblo dado que tengo familiares allí. En los primeros días de este año concurrí al Cementerio de Villa Quinteros y me impresioné por el absoluto estado de abandono en que se encuentra ese campo santo: pastos crecidos, monumentos rotos, carencia de senderos para poder acceder a las sepulturas, suciedad por todos lados, etcétera. Ante ello pregunto: ¿las autoridades han olvidado y perdido el respeto por los difuntos de su comunidad?, los cuales formaron parte e hicieron la historia de Villa Quinteros, trabajaron, lucharon por su progreso y hoy no tienen el lugar de descanso digno que se merecen. Espero que ahora tomen conocimiento y debida intervención en el tema. Si bien existen problemas graves por resolver, un pueblo que olvida sus difuntos olvida su historia y por ende, sus raíces. Así, qué futuro nos espera.

Luciana Adelma Pérez
luadpere@hotmail.com

Las cartas para esta sección deben tener un máximo de 200 palabras, en caso contrario serán sintetizadas. Deberán ser entregadas en Mendoza 654 o en cualquiera de nuestras corresponsalías haciendo constar nombre y domicilio del remitente. El portador deberá concurrir con su documento de identidad. También podrán ser enviadas por e-mail a: cartasaldirector@lagaceta.com.ar , consignando domicilio real y Nº de teléfono y de documento de identidad. LA GACETAse reserva el derecho de publicación.