¿Por qué me cuesta conseguir un empleo?

28 Oct 2008

“La calle está dura. Uno busca y busca, pero no encuentra un trabajo; menos con la crisis que hay”, reniega Juan Carlos, mientras busca en los clasificados del diario un aviso que le interese. Si bien hay ciertas restricciones en el mercado laboral, otro factor que puede estar conspirando con la búsqueda de empleo puede ser la manera en que se la realiza. Ana María Gueli Enriquez, especialista en inserción laboral y desarrollo de carreras, sostiene que -en muchos casos- la falla puede ser producto de la falta de motivación o de organización de quien busca el trabajo. Aquí, brinda algunas sugerencias:
• Hacer un plan de búsqueda con horario diario establecido. El tiempo dedicado es proporcional a los resultados. Hay que aprovechar al máximo y con buena gestión las horas libres que quedan del día después del descanso y de las comidas.
• El plan de búsqueda puede ser diseñado el domingo a la noche para cada semana con margen para ir haciendo los cambios necesarios. Hay que trabajar inteligentemente más que duramente, haciendo una lista de prioridades.
• No dejar nada sin intentar. Ejemplos: respuesta a avisos en los diarios, red de contactos, ingreso del curriculum vitae (CV) en bolsas de trabajo, cartas espontáneas, trabajos voluntarios, reuniones y entrevistas informales.
• Si está enviando el mismo currículum hace ya un tiempo, es necesario replantear dos cosas: o su redacción o hacia dónde los está enviando, a qué tipo de cargos o puestos de trabajo.
• Organizar el día de acuerdo con los picos de energía del postulante. Eso se exterioriza en la manera en que se busca el empleo.
• Preparar una campaña de email (CV y presentación) para enviar a consultoras y empresas de su industria o de su profesión
• Asegurarse una lista de referencias y de haber hablado antes con esas personas. Necesita saber qué motivos darán de usted acerca de su desvinculación.

Comentarios