Se complica aún más el traspaso de Aerolíneas

Los pilotos amenazan con boicotear a Marsans.

20 Oct 2008

BUENOS AIRES.- La dura puja que mantienen el Gobierno nacional y el grupo español Marsans por la reestatización de Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas pone en vilo la ansiada transferencia oficial de las acciones privadas a manos del Estado argentino. Una de las principales diferencias radica en la valuación que las partes hacen de las compañías objeto del traspaso.
La Secretaría de Transporte, que conduce Ricardo Jaime, envió a la Comisión Bicameral de Reforma del Estado y Seguimiento de las Privatizaciones toda la documentación referida a las valuaciones de las compañías realizadas por el Tribunal de Tasación, por parte del Estado, y por el Banco Credit Suisse, encargado por el grupo español Marsans. Sin embargo, Jaime remarcó que el valor será determinado por el Tribunal de Tasación de la Nación. Marsans sostiene que Aerolíneas-Austral vale entre U$S 250 millones y U$S 400 millones. El Credit Suisse valuó en U$S 60 millones a Aerolíneas, y a entre U$S 330 millones y U$S 480 millones a Austral.
Asimismo, el presidente de la Comisión Bicameral de Reforma del Estado y Seguimiento de las Privatizaciones, Mariano West, afirmó: “no existe la voluntad del Gobierno de separar Aerolíneas de Austral, en la operación de rescate accionario de ambas compañías por el Estado”. El legislador respondió, así, a una consulta basada en una pretensión manifestada por Marsans, accionista principal.
Por su parte, la Asociación del Personal Aeronáutico amenazó con iniciar un boicot contra Marsans si se retrasa el traspaso al Estado de Aerolíneas, y le pidió al Gobierno que no le pague ni un centavo. “Decir que Austral vale U$S 400 millones es una locura. Marsans de lo único que fue capaz fue de aplicar una política de vaciamiento, saqueo y destrucción de ambas empresas”, denunció el titular del gremio, Edgardo Llano. (Especial)

Comentarios