Ecuador dio el sí a una nueva Constitución de corte socialista

El presidente dijo que logró un triunfo histórico en el referendo que le permite la reelección.

29 Sep 2008
1

PALPITANDO EL TRIUNFO. Correa saluda a sus partidarios a la salida del lugar de votación, donde anticipó que el resultado lo iba a favorecer. REUTERS

Quito.- La reforma constitucional impulsada por el gobierno de Ecuador fue aprobada ayer en el referendo convocado al efecto, con entre el 66,4% y 70% de los votos, según dos encuestas privadas de boca de urna difundidas por la prensa internacional.
Tras finalizar la consulta a las 17, hora local (las 19 en la Argentina), la empresa Cedatos atribuyó el 70% de los votos al “sí”, mientras que un 25% votó en contra, el 4% fueron nulos y 1% en blanco, según los datos divulgados por la televisión.
La encuestadora Santiago Pérez Investigación y Estudios estableció a su vez que la Constitución captó un 66,4% de apoyo, frente al 25% que lo rechazó, el 6,2% que anuló el voto y el 2,4% en blanco. Para ser avalada la Constitución requería la mitad más uno del total de sufragios (incluidos blancos y nulos).
Una vez conocidos los números de boca de urna, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró que obtuvo un nuevo triunfo histórico en el referendo para aprobar una Carta Magna de corte socialista que habría obtenido una amplia mayoría.
“Una nueva victoria gracias a Dios y gracias al pueblo ecuatoriano”, precisó el mandatario desde una tarima en la ciudad portuaria de Guayaquil, donde calificó su victoria como histórica ante centenares de sus seguidores, en ese feudo históricamente opositor.

Nuevas postulaciones
La nueva Constitución otorgará a Correa, un economista formado en Estados Unidos y en Europa, aliado del mandatario venezolano, Hugo Chávez, un mayor control sobre sectores económicos estratégicos y ampliará su influencia sobre las instituciones, las cortes y el Ejército.
Además, abrirá la puerta a su reelección por dos nuevos períodos, lo que enardeció a la desperdigada oposición.
El rechazo a la Carta Magna sumó, según datos extraoficiales, entre un 30% y un 34% de votos en contra, blancos y nulos, según los sondeos, uno de ellos encargado por el Gobierno.
Desde los remotos pueblos indígenas de la Amazonia hasta las exóticas Islas Galápagos, casi 10 millones de los 14 millones ecuatorianos estaban habilitados para votar en el referendo, que se desarrolló sin incidentes.
De confirmarse oficialmente la victoria, Correa, el carismático gobernante, afianzaría su estabilidad al frente del pequeño país que ha visto caer a tres presidentes en la última década en medio de violentas protestas populares.
Según la oposición, el Gobierno tendrá a partir del “sí” demasiados poderes, en tanto que la Iglesia considera que es “abortista” y “contra la familia” la nueva Constitución,  por cuanto deja establecido que una mujer tiene derecho a decidir cuántos hijos tendrá y al permitir las uniones civiles entre personas del mismo sexo. (DPA-Reuter)

Comentarios