ELECTRODOMESTICOS

El vinagre es lo más efectivo para limpiar el lavarropas

Para un mejor funcionamiento de los artefactos del hogar es fundamental limpiarlos con frecuencia, pero respetando ciertas reglas sobre los productos que se emplean. No siempre lo detergentes o los abrasivos resultan los mejores aliados. Técnicos especialistas develan algunos secretos para un buen cuidado.
Compartir

Además de ser una cuestión de higiene, mantener limpios los artefactos de la casa es una manera de hacer ahorro. Los técnicos especializados en electrodomésticos explicaron a LA GACETA que muchos desperfectos obeceden al uso incorrecto de los aparatos y a la falta de mantenimiento. Aunque hay algunas reglas básicas para limpiarlos (como lo indican los manuales de instrucciones), se puede recurrir también a algunos trucos sencillos para garantizar el buen funcionamiento de la tecnología del hogar.
"Si se cuidaran algunos detalles, habría menos roturas. Por ejemplo, en los lavarropas es importante revisar que no haya nada en los bolsillos de las prendas que se colocan, porque las monedas, por mencionar algo, obstruyen la bomba y a veces hasta rompen las turbinas", explicó Sebastián Millán, técnico en refrigeración.
Algo tan simple como pasar un plumero o una escoba por la parte trasera de la heladera, sin golpearla, puede garantizar mejor frío. "La condensadora debe estar limpia y siempre separada 10 centímetros de la pared. Pero muchas veces no es así y se recalientan los metales en el motor", especificó Millán.
El descuido, afirmó el técnico en electrodomésticos Edgardo Díaz, también es un factor de riesgo. "A veces, al calentar comida en los microondas, algo se derrama; si no se limpia la mancha, la suciedad queda adherida y continúa ?cocinándose?. Dejar líquidos en la superficie puede provocar, a largo plazo, herrumbre. Lo mejor es pasar un paño apenas húmedo y limpiar todo. Si las manchas son de salsa o de grasa, un algodón con alcohol es suficiente", precisó. Aclaró que no es conveniente usar productos desengrasantes, porque si no se enguajan bien, tienen un efecto abrasivo que daña el material del microondas.
Pese a que el sentido común indique que para despegar algo duro se necesita más fuerza o más poder de abrasión, es exactamente lo contrario lo que verdaderamente se debe hacer.
"Batidoras, licuadoras, procesadoras o tostadoras, en todos los casos la limpieza sólo debe hacerse con un trapo húmedo. La jarra sí se debe lavar con agua y jabón neutro, porque no todos los plásticos son iguales. No conviene usar ni detergentes ni limpiadores abrasivos en este tipo de superficies, así como tampoco esponjas de lana de acero", detalló el técnico Daniel Medina. Agregó que algunas causas de desperfecto son la humedad, la falta de limpieza o el polvo que se pega en superficies grasosas.

Plásticos y metales
Todo lo que sea ácido es enemigo de los metales porque, aunque sea en baja intensidad, si no se enjuaga bien puede picarlos. ¿Cómo detectar si un producto tiene sustancias abrasivas? Una opción es leer el prospecto y asegurarse de que no tenga amoníaco ni lavandina. La otra es elegir sustancias ya conocidas. "Para el lavarropas no hay que usar ácidos porque carcomen el metal con el tiempo. Es preferible usar vinagre de alcohol. Se realiza un lavado sin carga y en vez de jabón se coloca un litro de vinagre blanco. Eso despega las posibles calcificaciones y luego, para quitar el olor, se lo programa para que enguaje dos veces más. Hacerlo con el jabón que se usa habitualmente no lo limpia", dijo Millán.
En el caso de los plásticos, agregó Medina, es importante tener en cuenta que se rayan fácilmente y que algunos limpiadores pueden corroerlos, lo que deja como resultado una superficie áspera. "Lo mejor es agua y jabón y si no sale, usar agua caliente o alcohol".Millán agregó que no es conveniente usar lavandina para limpiar plásticos que enren en contacto con alimentos "Por ejemplo, en el caso de la heladera se hace muy difícil quitar después el olor. Los gases que emana la lavandina son tóxicos y pueden impregnar los alimentos", dijo. Tampoco los cuchillos están permitidos como elementos para limpiar, ni siquiera para despegar hielo, porque pueden romper la superficie.

Basta con jabón neutro, limón y agua
Microondas: La mejor forma de mantenerlo es limpiarlo después de cada uso con un paño humedecido con agua. El mal olor se elimina introduciendo un recipiente con agua y jugo de limón. Se lo enciende por unos minutos, y a continuación se secan las paredes con una rejilla limpia.

Heladera: La limpieza general debe realizarse anualmente. Se desconecta el aparato, se lo vacía y se deja que descongele. Una vez libre de hielo, se pasa un paño humedecido en agua con jabón neutro. Hay que limpiar también la parte trasera con una aspiradora, un plumero o una escoba. Por una cuestión de seguridad, después de moverla esperar 30 minutos para volver a enchufar.

Lavavajillas: Si se usa con mucha frecuencia, cada semana limpiar el filtro retirando los restos de grasa o de comida que puedan haber quedado y, esporádicamente, realizar un lavado sin carga para que el agua caliente y el jabón despeguen posibles manchas de las paredes.

Lavarropas: Es conveniente limpiar la caja donde se pone el detergente en polvo. Para hacerlo hay que extraerla y enjuagarla bajo un chorro fuerte de agua fría. Para limpiar el interior, se puede pasar un paño a fin de quitar las pelusas y poner a lavar con un litro de vinagre blanco en vez de jabón. Así, se despegaran las calcificaciones.

Aspiradora: Limpiar cada parte por separado. Pasar un paño humedecido en agua y detergente por la carcasa. Extraer los filtros, sumergirlos en agua, enjuagarlos y dejarlos secar. Los cepillos se lavan con agua caliente y detergente.Se puede usar un tenedor para quitar las pelusas que queden enredadas entre las cerdas.

Cafetera: En ocasiones el café tiñe el plástico. Por eso, después de usarla límpiela con una esponja humedecida en agua con detergente, sin humedecer el motor. Para solucionar los problemas de sarro, poner en el tanque agua con vinagre blanco y encenderla; esto limpiará los conductos. Para sacar el olor al vinagre, repita la operación dos o tres veces sólo con agua.

Es obligatorio según los técnicos especialistas en refrigeración limpiar el filtro de los acondicionadores de aire para un mejor rendimiento y garantía de mayor durabilidad. Y esta es la época adecuada para hacerlo, antes de que llegue el intenso calor que impida encenderlo. Para hacerlo no es necesario llamar al servicio técnico, afirmó el técnico Sebastián Millán. "El fil­tro es una go­ma es­pu­ma que es­tá por de­ba­jo de la car­ca­sa. Se la sa­ca y se sa­cu­de y, si está muy sucia, se la la­va a ma­no con ja­bón. En caso de que se humedezca, es im­por­tan­te que se se­que muy bien an­tes de vol­ver a co­lo­car­lo", explicó.