Arreglaron una de las autobombas y los aviones vuelven a Tucumán luego de dos días sin vuelos

Al atardecer, la Fuerza Aérea anunció que el aeropuerto había recuperado las condiciones de seguridad para recibir naves de gran porte.

30 Ago 2008
1

LA GACETA / HECTOR PERALTA / INES QUINTEROS ORIO

Tras más de dos jornadas de silencio, el ruido de lasturbinas de los aviones aerocomerciales volverá a inundar el aeropuerto Benjamín Matienzo. Ayer, cerca de las 20, una de las autobombas que estaba descompuesta fue reparada y esto permitió que las naves de gran porte pudieran operar nuevamente en la aeroestación. Esta madrugada se esperaba la llegada de dos vuelos.
El jefe de Operaciones del Benjamín Matienzo, José Norberto Barrera, explicó que durante el transcurso de la noche iban a seguir trabajando para reparar la restante autobomba descompuesta. “Pero ya podemos operar normalmente”, aseveró.
El aeropuerto Benjamín Matienzo dispone de tres autobombas. Dos de ellas poseen todos los equipamientos necesarios para actuar en el caso de que se produzca un siniestro con una nave de gran porte y la tercera tiene capacidad para combatir incendios de naves de menos de 18 metros de largo por tres de ancho de fuselaje.
Una de las dos autombas principales había sufrido un desperfecto en el motor a principios de esta semana. A la otra se le detectó una falla en el compresor de aire el miércoles por la tarde, luego de que fue menester usarla para apagar un incendio que dentro del predio del aeropuerto. Por eso la categoría de seguridad de la aeroestación bajó de nivel 7 a 3.

En condiciones
Luego de que la Fuerza Aerea comunicó ayer que una de las autobombas había sido reparada, se declaró que el Benjamín Matienzo tenía un nivel de seguridad 6, por lo que los vuelos aerocomerciales podían volver a operar. Andes informó que desde hoy se normalizarán las frecuencias. Aerolíneas Argentinas también anunció que desde hoy sus vuelos arribarán y partirán desde el Benjamín Matienzo.
Sin embargo, ayer por la mañana los pasajeros tuvieron contratiempos. A las 11.30 empezó el desfile de viajeros en el aeropuerto. Hicieron el check in y despacharon sus valijas. Pero ni ellos ni el equipaje abordaron el avión. En vez de dirigirse a la sala de embarque, salieron por la misma puerta por la que habían entrado y tomaron un colectivo. Fueron trasladados a Salta donde estaba la nave.
“Esto no ocurre en España, porque está prohibido quemar cañaverales”, afirmó Francisco Barriocanal, oriundo de Burgos. El y su esposa debían estar ayer a la tarde en Buenos Aires por un compromiso familiar. Pero ante la incertidumbre sobre su viaje, no sabían siquiera si iban a poder llegar a tiempo para abordar la conexión hacia España.
“Desde aquí no puedo ponerme en contacto con Iberia. No sé qué vamos a hacer”, se quejó con preocupación.

Por sus propios medios
A diferencia de los pasajeros de Andes, que fueron trasladados por la empresa a Salta, los que optaron por viajar en Aerolíneas Argentinas tuvieron que costearse un viaje por tierra a Salta o a Santiago del Estero para poder abordar las naves y llegar a Buenos Aires.
Comentarios