RURAL

Caña de azúcar, crecieron los costos del cultivo

Los productores cañeros de Tucumán están preocupados por la evolución, al alza, que vienen teniendo los principales insumos de la actividad, como la urea, el gasoil y el fósforo. Para la campaña 2009 fertilizarían un 50% menos de lo que hicieron este año, lo que anuncia una menor producción. Y a la hora de vender el azúcar producido, los hombres de campo también sufren, porque el precio del "dulce", que sólo tuvo un alza del 10%, no alcanza a cubrir el aumento promedio del 40% que tuvieron los insumos. Por ello, son precavidos cuando analizan el contexto que presentará la campaña 2009.
Compartir

Técnicos del Grupo Caña de Azúcar y de la AER Monteros del INTA EEA Famaillá evaluaron los costos y rentabilidad del cultivo de caña de azúcar en Tucumán. Y aseguraron que, en esta campaña, la rentabilidad del cultivo para la provincia se presenta seriamente afectada por el estancamiento del precio del producto y el lógico incremento de los costos de producción, asentados sobre la incidencia de la mano de obra y el fuerte aumento del precio de los fertilizantes.
Esta situación puede mejorar con el aumento del precio del azúcar, ya que el Estado, los industriales y los productores aunaron esfiuerzos para conseguir financiamiento, dijo a LA GACETA Rural el téncico Roberto Sopena (INTA).
La implantación del cultivo de la caña se compone de tres partes principales: preparación de suelos, plantación propiamente dicha y cultivo de caña planta.
En el análisis económico, los profesionales contemplaron la composición y estructura promedio de los costos referidos al cultivo en Tucumán.
De acuerdo a los valores registrados, los técnicos estiman que el costo general del cultivo por hectárea sería de $1.372, siendo este valor el surgido con la renovación a cinco años.
El costo de "caña planta" tiene un valor de $ 3.020/ha y representa el 20%, mientras que el costo de "caña soca" es de $ 960/ha y representa el 80%. De esta combinación surgen los valores de costo total de $ 1.372/ha.
Debe aclararse que dentro de estos costos están los valores del fertilizante, que en este caso es la urea, a un valor de U$S 1.000 por tonelada.
Los precios de las labores de preparación de suelos y cultivo se infieren a partir de valores de contratista, resultando un promedio de la oferta. En las tareas de plantación, aquellas con incidencia manual (caso de preparación de semilla y semillado), también se las toma a partir de valores de los contratistas, en los que se incluyen cargas sociales.

Insumos y fletes
En cuanto al precio de los insumos, como herbicidas y fertilizantes, se los considera a valores de fines de julio de 2008. Cuando se expresa el costo general del cultivo por hectárea, se asume una tasa anual de renovación de un 20%.
En lo que respeta a los costos de flete, se están tomando los valores actuales que se están dando en la zafra 2008, que incluye la cosecha de tipo integral, con servicio de cuarteo incluido, más un flete de 20 kilómetros como distancia promedio entre el lote de producción y la fábrica.
Si tomamos todos estos parámetros, podemos decir que el costo del flete, sumada la cosecha, nos da valores de $ 22,4/ton, sintetizó Sopena.
Si se toman los valores de cosecha semimecanizada, los valores suben a $ 28,4/ton entregada en el ingenio.
En valores por hectárea, podemos decir que a un promedio de 76 toneladas de caña por hectárea, el costo es de $ 1.619/ha.
Ya hemos visto cuáles son los costos, por lo que es necesario conocer cuáles serán los ingresos por tonelada de caña.
Se toma como base un 58% de participación sobre el rendimiento fabril y se descuenta un 3% en concepto de tasas e impuestos varios, explicó el especialista.
El precio del azúcar tomado como referencia es de $ 0,93 por kilo y surge del "mix" propuesto entre una participación del 72% en el mercado interno y del 28% en el mercado de exportación.
Con un rendimiento fabril promedio de 10,25%, nos da un valor de $ 51,95/ton de caña entregada, con las lógicas variaciones si el rendimiento fabril se modifica.
El valor final de venta resultaría en un precio de $ 56 la bolsa (IVA incluido), que se corresponde, con bastante aproximación, al valor de liquidación del azúcar durante la presente zafra.

Comparaciones
En los gráficos 1 y 2 adjuntos, podemos ver el ingreso probable,considerando tres niveles de calidad fabril (desde 9,50% a 11,00%) y su interacción con tres diferentes producciones culturales, desde las 60 hasta las 80 toneladas de caña neta por hectárea.
El cuadro 1 se corresponde con el precio actual. El cuadro 2 es en el caso de que se concrete un precio de liquidación final de $ 70 la bolsa de 50 kg.
Es por ello que, finalmente, se puede decir que el margen bruto promedio, sin amortizaciones e impuestos, que se obtiene a 70 ton/ha y a un rendimiento fabril de 10,25% a $ 63/bolsa de 50 kilogramos, es de unos $ 1.000/ha.
Estos valores sufrirán variaciones de acuerdo a la economía de escala y a la eficiencia productiva que pueda tener cada agricultor cañero.

Los productores apuestan a que la recomposición del precio del azúcar, tanto en el mercado interno como para exportación, los ayudará a mejorar la ecuación económica en sus fincas.Caso contrario, el horizonte se presentará muy complejo para la actividad en su conjunto, ya que deberán "afilar el lápiz" con la evolución de los costos.