Unos 500 intendentes fueron al Senado para pedir el fin del conflicto con el campo

Debate parlamentario. Los jefes comunales se reunieron con ruralistas y exigieron que se derogue la norma del PEN.

02 Jul 2008
1

EN EL SALON AZUL. Cientos de jefes comunales hicieron sentir su descontento con el proyecto oficial y recibieron el aval de parlamentarios de la oposición.DYN

BUENOS AIRES.- Cientos de intendentes de localidades de provincias productoras de soja se autoconvocaron ayer en el Senado de la Nación para entregar a las autoridades de ambas cámaras parlamentarias un documento en el que reclaman la urgente solución al conflicto con el sector agropecuario.
En un multitudinario acto que se desarrolló en el Salón Azul de la Cámara Alta, que fue posterior a la reunión que con dirigentes del agro realizaron al mediodía en el teatro Broadway, los intendentes solicitaron declarar sin valor legal la resolución 125 que estableció las retenciones móviles a las exportaciones de granos el 11 de marzo."En su defecto -se pide en el artículo 2 de la declaración suscripta- la suspensión por un plazo prudencial que permita encontrar el consenso suficiente para dictar leyes que recuperen la confianza la previsibilidad del sector agropecuario (carnes, leche, granos) en defensa de las economías regionales, que permitirán recuperar el trabajo y la inversión al interior del país", dice la misiva.
Los jefes comunales también solicitaron al Congreso de la Nación que en la ley a sancionar se garantice la coparticipación federal de los recursos obtenidos por las retenciones agropecuarias.
Al acto asistieron diputados y senadores del arco opositor (UCR- PRO, Coalición Cívica, socialismo y otras expresiones menores) y se inició con mensajes para la paz del rabino Sergio Bergman, el presbítero Fernando Gianetti y, por la Federación de Iglesias Cristianas Evangélicas, del pastor Hugo Barevalle.
El Salón Azul se vio desbordado por la presencia de intendentes de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa y San Luis, pese a lo cual debieron quedar afuera muchos de los alrededor de 500 que llegaron a la Capital Federal para reclamar por una solución al conflicto. Ernesto Vottero, de Oncativo (Córdoba), cuando le tocó hacer uso de la palabra aludió a la presidenta, Cristina Fernández, para decirle: "como hombre del interior que la votó, le digo hay otra visión de la Argentina distinta a la de los adulones que están a su alrededor".
Carlos Faimat, de la provincia de Santa Fe, advirtió por su parte que si en el Congreso se vota como está el proyecto del Poder Ejecutivo que propone ratificar las retenciones móviles ellos estarán en problemas. Igual, tanto Faimat como los intendentes de Saladillo (Buenos Aires), de Macias (Entre Ríos), y de Parera (La Pampa) manifestaron con ahínco que los jefes comunales no son golpistas y anticiparon que van a respetar lo que sancione el Congreso.
De todas maneras, Juan Carlos Oliveira (Parera), pidió a los legisladores que voten a conciencia y abogó porque se retrotraiga la situación al 10 de marzo, mientras que Osvaldo Salomón, de Chabas (Santa Fe), que pronunció el discurso más político, aseguró: "no vamos a renunciar a nuestra lucha, que es la lucha de nuestros pueblos". (DyN)
Comentarios