Un ruralista propuso disolver el Congreso y reavivó la polémica

El jefe de Gabinete dijo que los "escraches" son métodos que usaban "los nazis". Un vicepresidente de la CRA tuvo que salir a aclarar sus dichos. Vilma Ibarra pidió a Llambías que evalúe su conducta.

20 Jun 2008
1

EN EL OJO DE LA TORMENTA. Las declaraciones del dirigente de la CRA, Ricardo Buryaile, encendieron otro cruce del campo con el kirchnerismo. DYN

BUENOS AIRES.- El vicepresidente segundo de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Ricardo Buryaile, opinó ayer que “si los legisladores ratifican las retenciones hay que disolver el Congreso”, aunque luego se rectificó ante el rechazo que generaron sus dichos. Sus declaraciones fueron repudiadas por diputados y dirigentes oficialistas, en momentos en el que algunos sectores del kirchnerismo consideraron que detrás de la protesta de los productores hay intenciones destituyentes.
La diputada del bloque Encuentro Popular y Social por la Ciudad de Buenos Aires, Vilma Ibarra, relacionó esas declaraciones con la dictadura militar al sostener que “el Congreso ya ha sido disuelto en otros momentos de la Argentina”. Ibarra presentó un proyecto de repudio y le solicitó al titular de CRA, Mario Llambías, que someta “a los cuerpos orgánicos de la entidad la evaluación de la conducta del vicepresidente segundo para la eventual aplicación de las medidas disciplinarias correspondientes de acuerdo a los estatutos que los rigen”.
Buryaile salió luego a aclarar que lo que quiso decir es que “si los legisladores simplemente van a actuar, como está de moda, como una escribanía de la Casa Rosada, sin debatir el tema, para qué queremos a los legisladores”. Sin embargo, el titular de la Federación Argentina de Municipios (FAM) e intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, desconfió de la corrección que hizo el dirigente rural y consideró que "no fueron fruto de un acto fallido". “Más allá de las disculpas, de este dirigente lo preocupante es que se le escapó lo que estaba pensando, es decir, pide disculpas por compromiso o porque lo obligaron a que lo haga”, afirmó.
Las declaraciones del dirigente rural se produjeron en momentos en que el aumento a las retenciones a las exportaciones llevan la atención del Gobierno y los ruralistas hacia el Congreso, donde será debatido y definido la próxima semana, como una manera de distender el conflicto que lleva 101 días.
Los ruralistas dejaron entrever la posibilidad de que este fin de semana recorran las casas de los legisladores.  El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, calificó ayer como un espanto a esos posibles escraches a funcionarios que están a favor de las retenciones, y subrayó que esos métodos utilizaban “los nazis”.
“Quiero pedir a la gente del campo que no presione a los legisladores, que no vaya a su casa a ‘escrachar’, que todos dejen trabajar en libertad a los legisladores”, sostuvo. También cuestionó al dirigente de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Angeli. "Me preocupa mucho escucharlo decir que él va a enseñar a legislar y avisar que el fin de semana van a ir a recorrer la casa de los legisladores”, puntualizó el jefe de ministros. (NA)
Comentarios