Un desertor reveló que Betancourt sufre cinco enfermedades al mismo tiempo

Según un médico de la guerrilla, la ex candidata tiene desnutrición, gastritis crónica, paludismo, colon irritable y agrandamiento del hígado. Video.

05 Abr 2008

BOGOTA, Colombia.- Un presunto médico que se desmovilizó de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aseguró hoy que la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt está padeciendo unas cinco enfermedades al mismo tiempo. La revelación se produjo en momentos en que una comisión médica internacional espera que la guerrilla le indique cómo llegar hasta la política secuestrada.

En una escueta nota, el desmovilizado indicó que Betancourt tiene desnutrición, gastritis crónica con reflujo del esófago, paludismo falciparum (la forma más grave de esa enfermedad), colon irritable y agrandamiento del hígado.

De acuerdo a información emitida por la colombiana "Radio Caracol", el documento firmado por el facultativo fue fechado hace dos días y está siendo evaluado por la Fiscalía para verificar su autenticidad. "El hombre identificado como Heiver Uriel Rodríguez no aclaró durante cuánto tiempo atendió a la rehén", precisaron los periodistas de la emisora.

Una delegación europea integrada por España, Francia y Suiza se encuentra a la espera de que los rebeldes les envíen unas coordenadas para que ellos puedan asistir a la francocolimbiana de 46 años.

Según las últimas noticias, se encuentra extremadamente débil. Su ex marido Fabrice Delloye manifestó en París su temor de que pudiera estar muerta y se preguntó si el Gobierno colombiano oculta información.

Salvó a dos rehenes
Ayer, un guerrillero desertó del grupo armado y se llevó con él a dos rehenes a quienes custodiaba en una zona selvatica del sur de Colombia. Estas personas liberadas no se encuentran en la lista de canjeables, en la que sí figura Betancourt.

Según el defensor del Pueblo Vólmar Pérez, el desertor se entregó el jueves a las autoridades en las afueras de la ciudad de Pasto, capital del departamento de Nariño. Junto con él se hallaban John Pérez y Juan Carlos Bernal, quienes habían sido secuestrados a mediados de 2006 y por los que la guerrilla exigía gruesas sumas de dinero a sus familias.

El sujeto pidió acogerse a un programa del gobierno para ayudar a los miembros de grupos armados ilegales que quieren reincorporarse a la vida legal. Pero también recibirá la recompensa ofrecida por el presidente Alvaro Uribe a los guerrilleros que decidan entregar a los secuestrados en su poder.

Por otra parte, la congresista colombiana Piedad Córdoba, que colaboró en la mediación de Chávez, mostró en Bogotá una prueba de vida de un rehén que llegó a sus manos. Se trata de un video en el que el ex congresista Tulio Lizcano pide la intervención de Chávez.



"Como buen soldado bolivariano, haga usted lo imposible para sacarnos de esta selva en la que nos estamos pudriendo", dice Lizcano, secuestrado cuando era legislador hace siete años. (DPA-Télam-AFP-NA)

Comentarios