Alerta por un nuevo caso de estafa telefónica

A una pareja le pidieron $ 300 en tarjetas de teléfono para premiarlos por un falso concurso.

ANONIMOS. Los estafadores usan el teléfono para delinquir.LA GACETA / FRANCO VERA ANONIMOS. Los estafadores usan el teléfono para delinquir.LA GACETA / FRANCO VERA
15 Marzo 2008
"Buenos días, señora. La llamo desde la empresa de telefonía. Le informo que la suerte está de su lado: ha ganado un auto cero kilómetro". Desde que un matrimonio jujeño que vive en Tucumán recibió esa llamada, sus días se llenaron de amargura e impotencia. No quisieron hacer la denuncia, pero reclaman a las autoridades que controlen las estafas telefónicas porque las víctimas quedan indefensas ante los engaños.
El hombre, que trabaja como taxista, relató que los estafadores le aseguraron a su esposa que, para hacerse acreedora del vehículo, debía comprar tarjetas telefónicas para celulares por el monto de $ 200. Al día siguiente, los delincuentes volverían a llamarla para que les dictara las claves.
"Yo tenía algunas tarjetas guardadas que ya había usado, por el valor de $ 100. Pero cuando les pasamos las claves, a los pocos minutos nos dijeron que debían ser créditos nuevos. Decidimos comprarlas para ganar el supuesto auto porque mi esposa estaba muy ilusionada", detalló.
Después de haberles transmitido los números, los delincuentes les avisaron al matrimonio (todo a través del teléfono) que al día siguiente, a las 8, llegarían hasta su casa con el auto nuevo. "Nos levantamos muy temprano y estábamos emocionados. Pero pasaban las horas y el premio no llegaba. Ahí nos dimos cuenta de que nos habían estafado", confesó.
El taxista se sorprendió por la cantidad de datos que los delincuentes conocían acerca de ellos. "No se cómo obtienen esa información", expresó, y añadió : "tiene que haber alguna forma de descubrir quiénes son. Después nos enteramos de que casos como este se repiten en todos lados. No puede ser que las autoridades no intervengan ni investiguen quiénes están haciendo estas defraudaciones, especialmente si son presos de la cárcel, como nos informaron", concluyó.
Recientemente, Carolina C. fue víctima de un delito similar. La mujer recibió un llamado a su casa. La voz en el teléfono le garantizaba que había ganado un automóvil y un celular, pero que para cobrar el premio debía entregar códigos de tarjetas de celulares por un valor de $ 300. Carolina se dio cuenta tarde de que era víctima de un ardid: ya le había dado a su interlocutor claves por $ 100.
Hace ocho días, un matrimonio de barrio Echeverría recibió un llamado telefónico por parte de un desconocido, quien aseguraba que él y sus cómplices habían secuestrado al hijo de la pareja, de 21 años. El delincuente exigió $ 10.000 de rescate; de lo contrario, amenazaba con matar al joven.
Pocos minutos después, el matrimonio descubrió que todo era un engaño, y que el muchacho estaba trabajando en su oficina sano y salvo. Pero los momentos que vivieron al recibir la noticia, según aseguraron, fueron terribles.
Para prevenir este tipo de estafas, los especialistas recomiendan:
- Cortar el teléfono en caso de llamadas sospechosas;
- Llamar a la Dirección de Investigaciones: 430-2445;
- No apresurarse ni tomar decisiones drásticas.
- No aportar datos a desconocidos.

Tamaño texto
Comentarios