El parque tiene estatuas de gran valor histórico

Ninguna otra provincia argentina posee tanta cantidad de obras de fundición francesa, según se comprobó en una reciente investigación.

02 Dic 2007
1

LA VENUS DORMIDA. Para evitar que se oxiden, las esculturas de hierro son pintadas con esmalte sintético. LA GACETA / JOSE NUNO

Las esculturas del parque 9 de Julio formarán parte de un circuito turístico mundial y -en el futuro- podrían ser declaradas Patrimonio de la Humanidad. La gestión fue iniciada por una organización internacional que busca proteger las obras artísticas de fundición que están dispersas por el planeta.
En este caso, se trata de más de 20 reproducciones de obras clásicas, realizadas en hierro por una célebre fundición francesa, que el creador de la UNT, Juan B. Terán, trajo a principios del siglo pasado. Hoy muchas de ellas están pintadas de blanco y requieren un trabajo de restauración y puesta en valor, según comentó el arquitecto Ricardo Viola.
Como representante de la provincia en el "Coloquio internacional sobre piezas francesas en Hierro Fundido del siglo XIX: una colección de arte en emergencia", realizado en Montevideo, Viola descubrió que la asociación mundial no tenía en su inventario las obras existentes en Tucumán.
"Se quedaron abriendo la boca al ver que en tan poco espacio hay tantas obras. La idea es ponerlas en valor, tratar de que se las dé a conocer y que entren en las rutas turísticas -afirmó-. Más adelante se va a tratar de que se declare a ese patrimonio, que ya es escaso, Patrimonio de la Humanidad".
Viola destacó que es un privilegio para la provincia tener más de 20 esculturas de tanto valor histórico y cultural. "Son obras de autores célebres de Francia, que a fines del siglo XIX y comienzos del XX vendían los derechos de sus obras a las fundiciones, que las reproducían en serie", explicó el arquitecto, que integra la comisión directiva de la asociación, como representante del NOA y del Ente Tucumán Turismo.
"Las esculturas están pintadas para simular mármol. Hay que mostrarlas como son, de hierro puro. En algunos casos se están oxidando y necesitan urgente una intervención, para que no las perdamos -alertó-. Este grupo también se dedica a asesorar en ese sentido. Por medio de los estudios que han hecho, se ha logrado saber con exactitud los autores, los nombres, la procedencia y el significado de cada obra".
Viola remarcó que no existe en otra provincia argentina una cantidad de estas esculturas como la que tiene Tucumán. "Hay dos de ellas que habían sido robadas y se recuperaron, pero nunca se reincorporaron a su sitio. Son dos animales mitológicos que estaban en Jardín a la Italiana y que permanecen tiradas en la Dirección de Espacios Verdes", agregó. También mencionó otras esculturas de mármol que siguen abandonadas en el lugar el Fauno Danzante y la Diana de Gabie, que desde hace más de 15 años está esperando que se le reponga la cabeza.

Comentarios