MODELOS TOP DEL ISLAM

La belleza que las modelos afganas esconden bajo las burqas

Un programa de televisión empezó a mostrar una imagen diferente de las mujeres de un país ultra conservador. El reality promete un escándalo.
Compartir
REUTERS

MAZAR-I-SHARIF, Afganistán.- Una modelo en una pasarela no es algo muy revolucionario en la mayoría de los países, pero la respuesta de la televisión afgana a un programa estadounidense sobre el tema está rompiendo los límites y dejando ver la belleza que hay bajo las burqas.

Casi seis años después del derrocamiento del estricto gobierno islámico Talibán, casi todas las mujeres en la profundamente conservadora nación afgana sólo aparecen en público vistiendo la burqa, con sus ojos oscuros visibles en algunas ocasiones.

Pero en la ciudad relativamente liberal de Mazar-i-Sharif -al norte del país- un canal de televisión comenzó a mostrar una imagen diferente de las mujeres afganas con una versión de presupuesto extremadamente bajo de La Próxima Top Model de Estados Unidos, un reality show en el que se eligen a futuras modelos.

"Estaba realmente entusiasmada acerca de la realización de este programa porque quería que las chicas presentaran las prendas y a ellas mismas", dijo Sosan Soltani, de 18 años y directora de la serie. "Afganistán es libre y estas chicas son el futuro de este país", comentó Soltani.

Cuatro chicas en coloridos atuendos tradicionales de pantalones amplios y holgados chales y velos se paseaban por la improvisada pasarela adornada con alfombras afganas.

En apariencia menos seguras de sí mismas que sus pares occidentales, las jóvenes eludían la mirada del equipo de filmación y reporteros, todos hombres. Las mismas cuatro chicas aparecieron en pantalones camuflados de combate, zapatos deportivos y blusones bordados en una segunda pasada. Luego vinieron los vaqueros, sandalias con los pies a la vista y ligeras chaquetas coloridas.

Nada de esto sería riesgoso en Occidente, pero en Afganistán tales atuendos pueden causar un escándalo generalizado, especialmente si es transmitido por televisión.

"Según la ley de la Sharia, el Islam está absolutamente en contra de esto", dijo el clérigo musulmán Abdul Raouf. "No sólo está prohibido por la Sharia islámica, sino que si aplicamos la ley y llevamos este asunto a la justicia, estas chicas deberían ser castigadas", añadió.

Un paso adelante
Otras 10 modelos que iban a participar del programa no aparecieron al enterarse de que periodistas internacionales estarían presentes, temiendo que la mayor difusión pudiera causarles problemas, dijeron sus amigas.

Aquellas que sí le hicieron frente a la posible reacción se mostraron decididas. "Pienso que es una muy buena idea para las chicas afganas y alentarlas a dar un paso adelante", dijo Katayoun Timour, de 19 años.

"Sabemos que el 90 % de las personas de la sociedad afgana piensa que no está bien, que está absolutamente mal el programa. Pero yo les digo que no es algo malo, la gente debería verlo de modo positivo", añadió.

En las calles de Mazar-i-Sharif fue difícil dar con alguien que se opusiera al programa, especialmente entre los jóvenes. "Es un buen programa. La gente lo ve y le gusta, las mujeres son las más interesadas, a través de este programa y de la ropa que visten ellas tal vez puedan hacer crecer a su país", comentó Ahmad Sear, de 28 años y propietario de un negocio.

Pero cuando se le preguntó si miraría más a la ropa o a las chicas, respondió sonriendo: "las chicas, por supuesto". Y añadió: "de todos modos, la ropa es importante"... (Reuters)