Joaquín Furriel, el villano más seductor de la TV

El galán aceptó ser el tercero en discordia en la exitosa teleserie "Montecristo". "Es un siniestro porque su vida estuvo pautada desde la mentira", comentó el actor.

29 Jun 2006
1

TALENTO Y EXPERIENCIA. Joaquin Furriel eclipsa con sus grandes ojos verdes a la platea femenina. Sin embargo, busca despegarse de su imagen de galán.(TELAM)

Buenos Aires.- Atraído por la idea de componer a un villano, el actor Joaquín Furriel aceptó ser el tercero en discordia en la novela "Montecristo" (Telefé), que protagoniza junto a Paola Krum y Pablo Echarri. Allí encarna a un personaje "impredecible y ambivalente", según lo definió.
Muy lejos de los roles que le tocó interpretar en tiras como "Jesús el heredero", que estelarizó con Malena Solda, o en "Soy gitano", Furriel se sigue despegando de la etiqueta de galán y ahora se destaca en la piel de Marcos, un hombre enceguecido por la obsesión que tiene por su esposa Laura (Krum) y atado a un pasado repleto de mentiras.
"Es un siniestro desde el punto de vista de que su vida estuvo pautada desde la mentira. Los valores que maneja para él están bien, es un personaje peligroso para todos los que lo rodean. Al no entender su rol y el lugar que ocupa, está al filo de matar a todos y hasta a él mismo", explicó Furriel.
Después de cuatro años dedicados al género de la telenovela, el actor, oriundo de Adrogué, decidió tomarse un descanso y el año pasado sólo se dedicó al unitario -participó en "Botines" y protagonizó "Ambiciones"- y al teatro, al frente la obra "Malasangre", que continúa presentando junto a Carolina Fal los fines de semana en el interior del país (ya pasó por Tucumán y Salta).
Ahora volvió a la tira y diariamente comparte muchas horas de grabación con su pareja, Paola Krum, con quien había protagonizado una versión del clásico "Sueño de una noche de verano".
"Mi sensación es que disfrutamos de trabajar juntos. La ficción está muy lejos de nuestra cotidianeidad, sería muy difícil contar la realidad de uno", señaló Furriel.
Por otra parte aclaró que Laura en algún momento se encontrará con Santiago (Pablo Echarri) -su novio del pasado a quien el mismo Marcos se encargó de sacar del medio hace diez años y hoy está dado por muerto- algo que implicará menos tiempo de escenas a compartir con la actriz. "Eso me pone un poco nervioso", manifestó. (Télam)