Salón del Cómic - Gustavo Sala

11 Mar 2017 8
1

Póster Promocional

A veces el humor rompe límites con clase y lo mismo funciona. Nos reímos y aplaudimos esa audacia, un ejemplo es La Vida de Brian, en cómics Calvin & Hobbes. Otras veces juega con el buen gusto, hay gente a la que le parece desagradable, pero aun así tiene sus seguidores como por ejemplo Ted o el cómic Fritz El Gato. Finalmente está el extremo en el que no importan los límites y el buen gusto. Busca mofarse constantemente de una manera anárquica a través de la provocación y los juegos escatológico-viscerales. En estos casos el dibujo es grotesco, “feista” pero efectivo y por alguna razón inexplicable, nos hace reír. Es aquí donde entra el señor Gustavo Sala.

No es una fórmula original, de hecho sigue la línea de Philippe Vuillemin. Este humorista supo sacar provecho de lo desagradable y la provocación para hacer reír. El caso de Gustavo Sala no es tan extremo y se centra más en personajes de actualidad y de la cultura popular. Rompe los límites desde allí, los acerca a un entorno más mundano, más nuestro. Sus locaciones son las veredas, los conciertos, las clases. Gustavo Sala se definió en entrevistas como “austero y gasolero”. Entonces,
se evidencia la honestidad que tiene como artista por la  base costumbrista que tienen las tiras. Transmite una versión distorsionada y enferma de la realidad como la percibe y logra el chiste a través de la provocación, de lo escatológico. Algunas veces crea historias muy originales, como la del robo del pelo del pecho de Paul Stanley o una en la que Dios tiene que reconstruir el mundo, porque un tipillo demasiado excitado incendió todo. Por supuesto, al provocar constantemente sin tener respeto por nada, tiene sus consecuencias. Hay gente que aborrece su estilo y por supuesto, tuvo que vivir momentos de mucha tensión por la controversia y el descontento que generó una de sus tiras. 

Por otro lado, Gustavo Sala ilustró una tira infantil guionizada por Carlos Trillo y Eduardo Macias, Torni-Yo. Este cómic se publicó originalmente en la revista Genios por lo que no había cabida para sus fórmulas de siempre. Aquí encontramos historias costumbristas, típicas de grupos de amigos. Son simples, entretenidas y gracias a la labor de Gustavo, logran una picardía infantil bastante interesante. Es muy curioso ver la forma en la que logró adaptarse y mostrar otra faceta artística en estas páginas. 

Obras Recomendadas: Bife Angosto, Torni-Yo y Ordinario

Podes disfrutar sus tiras en su Facebook Oficial

Comentarios

Fanático de las historietas desde antes de aprender a leer. Redactor, crítico, cómics, cine y literatura. Sospecho que soy un personaje de alguna tira cómica.

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte